Aunque parezca que lo de Cambridge Analytica se ha enfriado, lo cierto es que Facebook sigue inmersa en problemas relacionados con las protección de los datos de los usuarios. Ahora, y según revela el WSJ, Facebook concedió un acceso especial a los datos personales de los usuarios a un puñado de empresas a través de una serie de ofertas que incluían diversos niveles de acceso, algo que contrasta con las declaraciones de la compañía, según las cuales, la red social que restringió el acceso a información personal a externos en 2015.

El asunto se ha hecho público debido a que la propia compañía ha presentado un documento en el Congreso que, en sus 747 páginas expone una serie de datos relacionados con el acceso a la información personal de los usuarios y que, hasta el momento, representan la explicación más detallada que ha dado Facebook sobre el escándalo.

Lo grave es que según el WSJ, Facebook seguía compartiendo información sobre sus usuarios, como el nombre, sexo, fecha de nacimiento, ciudad actual o ciudad natal, fotos y los me gusta de la página, con 61 desarrolladores de aplicaciones casi seis meses después de que dijera que todas las empresas, desarrolladores y personal externo dejase de tener acceso a esta información en 2015.

De momento habrá que ver qué consecuencias tiene para la compañía la contradicción respecto de lo que declaró frente al nuevo contenido aportado al Congreso de los Estados Unidos, pero las dudas sobre el alcance de adquisición y recolección de datos de los usuarios de forma discriminada siguen sucediéndose.