En un hecho histórico para la isla caribeña, Cuba comenzó a implementar la infraestructura necesaria para que los teléfonos móviles de aquel país puedan tener acceso a internet por conexión 3G. Ha sido Etecsa (Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A.) la compañía encargada de desplegar este servicio, mismo que en un principio estará disponible para un número limitado de clientes, pero que pretende estar accesible para la mayoría a finales de este mismo año.

A pesar de que en esta ocasión fueron los medios de comunicación los primeros en tener la oportunidad de probar el servicio en la región, desde diciembre del año anterior algunas empresas y organizaciones gubernamentales ya podían contratar el internet móvil con planes de datos ilimitados. La compañía responsable de desplegar el servicio no ha ofrecido información sobre los planes y tarifas disponibles.

La propuesta de llevar internet móvil a la isla fue impulsada por el presidente Miguel Díaz-Canel, quien tiene como objetivo mejorar la conectividad de Cuba. Este servicio no es el único que se está desplegando en el país, ya que próximamente también será posible conectarse a la red por medio de más puntos de acceso públicos, permitiendo que cualquier persona pueda acceder a internet por medio de Wi-Fi.

Según algunos analistas, permitir el acceso a la red podría debilitar el control del gobierno sobre la información, y es que los medios de comunicación cubanos son controlados por un solo partido político, pero con el acceso a internet la población debería poder elegir el contenido que quiere consumir.

En la actualidad, Cuba ya bloquea algunos sitios web que se muestran contrarios a las decisiones tomadas en el país, incluso sitios que tratan asuntos relacionados con los derechos humanos. No hay información que indique que estos bloqueos no seguirán ocurriendo cuando los habitantes tengan acceso a la red de datos móviles.

Según datos proporcionados por el Observatorio Abierto de Interferencias en la Red (OONI, por sus siglas en inglés), el gobierno del país ya interfiere en la red de telefonía móvil, censurando los mensajes de texto SMS que incluyen algunas palabras como "democracia" y "huelga de hambre".

Algunas plataformas como Facebook o WhatsApp no han sido bloqueados todavía. ¿La razón? Parece que el gobierno aún no encuentra los métodos o tecnologías apropiadas para lograrlo. Otros como Skype sí están bloqueados en la isla, pues de acuerdo a la información de OONI, el gobierno adquirió una tecnología que le permitió impedir el acceso al servicio de Microsoft.

La llegada del internet móvil es un hecho muy importante para Cuba, pues apenas en 2013 la gran mayoría de puntos de acceso a la red se encontraban en los hoteles turísticos. Las iniciativas para mejorar la infraestructura comenzaron en 2015, cuando el objetivo era conectar a la mitad de viviendas del país y hasta un 60% de los teléfonos móviles antes de culminar el 2020, una meta que ahora luce difícil por el tiempo en que se han dado estos primeros pasos. En 2016, Google llegó a un acuerdo con el gobierno para desplegar internet en la isla, logrando superar un proceso lleno de burocracia.

A pesar de los esfuerzos dedicados para desplegar la red de internet móvil en Cuba, es un punto todavía más preocupante que no haya una total libertad de acceso a la información.