Ya no podrás reservar tu trayecto en Uber directamente desde la aplicación de Google Maps para Android. La compañía de Mountain View ha eliminado esa opción en su aplicación de mapas de su también propietario sistema operativo, suprimiendo esa integración que permitía no tener que salir de la aplicación para efectuar la reserva de un vehículo tras consultar el trayecto y el precio en dicha app.

Así lo ha hace constar Google en su página de soporte, donde se puede leer que "los servicios de coche con conductor de Uber ya no se pueden reservar directamente desde Google Maps". Esta función ya la perdió iOS hace aproximadamente un año y las razones para que Google haya hecho lo propio ahora en su sistema operativo no están claras. Podría, simplemente, tratarse de una manera de no dar a ninguno de los múltiples servicios existentes ventaja alguna sobre la competencia, pues el componente facilitador de la integración nativa resulta a todas luces más conveniente para muchos usuarios.

Disponible a "medio gas"

A pesar de que Google haya decidido suprimir la función de reserva de manera directa, lo cierto es que continúa siendo posible solicitar un viaje a través de Uber y Google Maps en dos pasos, en lugar de uno. Esto quiere decir que los trayectos y costes estimados de los viajes seguirán apariencia en la aplicación de mapas, pero para poder hacer efectiva la reserva habrá que redirigirse a través de un botón en el pie de la aplicación a la plataforma de la compañía de transporte, donde se cargará automáticamente el trayecto seleccionado. Lo mismo ocurre con otros servicios como Cabify o MyTaxi.

https://hipertextual.com/2017/10/uber-graba-pantallas

Es posible, también, que la retirada de la opción haya sido una idea salida íntegramente de las oficinas de Uber, que buscarían con ello aumentar el uso de la aplicación propietaria, rediseñada de manera reciente. Quizá no sea, eso sí, plato de buen gusto para los usuarios. Según pudimos conocer en el pasado, Uber podría haber estado grabando las pantallas de los usuarios sin su consentimiento, algo que fue solucionado posteriormente pero de lo que muchos todavía se acuerdan.

👇 Más en Hipertextual