Apple permitirá a partir de ahora que los desarrolladores de aplicaciones puedan ofrecer pruebas gratuitas de las mismas durante un periodo de tiempo concreto, algo que se llevaba tiempo solicitando. Esta nueva función permitirá a los usuarios poder hacer uso de una app sin tener que pasar por caja de manera obligatoria y tener que realizar el proceso de devolución posterior en el caso de no ser lo que se andaba buscando.

Así lo dejan ver las nuevas normas de uso del App Store, actualizadas dentro del marco de la WWDC 2018, el evento para desarrolladores que celebra Apple esta semana en San José y donde pudimos conocer las nuevas versiones de iOS 12, macOS 10.14 Mojave y watchOS 5:

Antes del inicio de la versión de prueba, tu aplicación debe identificar claramente su duración, el contenido o los servicios que ya no serán accesibles cuando finalice la prueba, y cualquier cargo posterior que el usuario deba pagar por la funcionalidad completa.

Una WWDC llena de software

Este es uno de los muchos cambios que ha introducido Apple en sus servicios para desarrolladores durante una WWDC 2018 donde el software es el protagonista, los cuales se irán conociendo a medida que pasen los días. Poder ofrecer una aplicación en periodo de prueba es una noticia recibida de buena gana debido a que implica la potencial posibilidad de convencer a más usuarios de que den una primera oportunidad a una app y, por consiguiente, aumentar la conversión a compras una vez finalizado este periodo. Con ello la compañía quiere ayudar a que el primer paso, la instalación, que es también es el más difícil, sea más natural.

Hay que destacar que esta nueva opción está disponible de manera única en las aplicaciones de pago único, no siendo posible implementarlo, por ejemplo, en las opciones de suscripción. Apple se jactaba ayer de que su tienda de aplicaciones había conseguido alcanzar los 100.000 millones de dólares en ingresos, una cifra que aumentará ahora más rápido con la implementación de la mencionada herramienta.