Apple planea lanzar un smartphone con Face ID y pantalla de 6,1 pulgadas --sin bordes-- de acuerdo a rumores de varias fuentes confiables como Nikkei y Ming-Chi Kuo de KGI Securities. El "iPhone X barato", como se lo empieza a conocer, tendría la misma pantalla MLCD+ del LG G7 ThinQ, según un reporte publicado por la publicación especializada Business Korea.

La tecnología MLCD+ se diferencia del LCD tradicional al incorporar un cuarto subpixel de color blanco, además del verde, rojo y azul. El resultado es una pantalla más brillante pero que consume menos energía que los paneles IPS.

Los paneles MLCD+, al igual que los OLED, son capaces de usar el 100% del espectro DCI-P3 mejorando la precisión de colores, aunque seguirán sin tener la misma oscuridad en reproducción de negros. El objetivo, aparentemente, es ofrecer más calidad que la pantalla del iPhone 8 sin aumentar costos de forma significativa.

Apple haría otros compromisos en diseño, selección de materiales y características. Según Ming-Chi Kuo, la carcasa sería de aluminio y no de acero inoxidable, solo tendría una cámara trasera y la pantalla no tendría 3D touch, para lograr venderlo a un precio aproximado de 700 dólares, pero manteniendo el diseño del iPhone X, que ha sido un éxito absoluto en ventas.