El calendario de la astronomía en mayo nos regala este fin de semana uno de los eventos más destacados del mes. Durante la noche del sábado 5 al domingo 6 de mayo disfrutaremos de la máxima actividad de las eta-acuáridas, la lluvia de estrellas procedente del cometa Halley. Según los datos del Observatorio Astronómico Nacional, se podría alcanzar una tasa de 60 meteoros por hora, unas estrellas fugaces que podrían aparecer en el cielo con una velocidad de hasta 66 kilómetros por segundo, de acuerdo con las estimaciones de la NASA.

El nombre de esta lluvia de estrellas se debe a la estrella Eta Aquarii, localizada en la constelación de Acuario y considerada como su radiante, es decir, el lugar de donde parecen proceder los meteoros. Las eta acuáridas aparecen cuando la Tierra atraviesa una región del espacio donde hay fragmentos del cometa 1P/Halley, cuya órbita fue calculada por el astrónomo Edmund Halley. Estos minúsculos restos pueden impactar contra la atmósfera, desintegrándose a altísimas temperaturas y apareciendo como un trazo luminoso al que llamamos estrella fugaz. El cometa Halley, que pasó cerca de la Tierra por última vez en 1986, también se asocia con las oriónidas, unos meteoros que podremos disfrutar en octubre.

Aunque esta lluvia de estrellas mostrará su actividad entre el 19 abril y el 28 de mayo, el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) apunta que su pico se producirá el 6 de mayo a las 9:00 h (hora en el archipiélago canario, que corresponde a las 8:00 horas UT). La Sociedad de Observadores de Meteoros y Cometas de España (SOMYCE) explica que la mejor manera de contemplar las eta-acuáridas es justo antes del amanecer y desde lugares ubicados en el trópico, como Canarias, y en el hemisferio sur. La razón de aprovechar los momentos previos al alba es que su radiante, el punto donde parecen nacer las estrellas fugaces, estará por encima del horizonte.

El canal Sky-live.tv retransmitirá en directo las eta-acuáridas a través de conexiones desde el Observatorio del Teide (Tenerife, Islas Canarias) y el Observatori Astronòmic d'Albania (Girona, Cataluña). Para aquellos que deseen contemplar estas estrellas fugaces con sus propios ojos, se recomienda acudir a lugares con baja contaminación lumínica y con un horizonte libre de obstáculos. Según el IAC, la Luna no será un problema para ver las eta-acuáridas, al estar iluminada al 50%. Si las condiciones de observación son buenas, será posible contemplar un meteoro aproximadamente cada diez minutos.