Hoy comienza mayo, un mes donde la NASA espera lanzar con éxito una de las misiones espaciales de 2018 más esperadas. Se trata de Insight, una sonda que pretende explorar el interior profundo de Marte, lo que nos permitirá entender un poco mejor cómo se formaron los planetas rocosos del sistema solar.

Más allá de esta iniciativa de exploración espacial, las próximas semanas nos depararán unos buenos momentos para mirar al cielo. El calendario de la astronomía en 2018 incluye diversos eventos de interés para los aficionados y amantes de la observación celeste. Entre otros, una lluvia de estrellas relacionada con el cometa Halley, aunque tendremos que esperar hasta julio para contemplar otros fenómenos populares, como los conocidos eclipses. entrar

Dos lluvias de estrellas

El próximo 6 de mayo de 2018 será la actividad máxima de las eta acuáridas, una lluvia de estrellas relacionada con el cometa Halley. El nombre de estos meteoros se debe a su radiante, el lugar de donde parecen proceder, que no es otro que la estrella Eta Aquarii, localizada en la constelación de Acuario. Las eta acuáridas están relacionadas con restos del cometa Halley —cuyo nombre alude al astrónomo Edmund Halley—, que pasó cerca de la Tierra por última vez en 1986.

La llegada de estas estrellas fugaces se debe a que nuestro planeta atraviesa una región del universo donde hay fragmentos que antaño se separaron del cometa conocido oficialmente como 1P/Halley. Sus diminutos restos pueden entrar en la atmósfera, desintegrándose y dejándose ver como un trazo luminoso al que llamamos estrella fugaz. El cometa Halley también se asocia con una segunda lluvia de estrellas, que tendrá lugar en octubre, y que se conoce como oriónidas. Según datos del Observatorio Astronómico Nacional, en el caso de las eta acuáridas se podría alcanzar una tasa de 60 meteoros por hora. Cada una de estas estrellas fugaces se desplaza a una velocidad de 66 kilómetros por segundo, de acuerdo con las estimaciones de la NASA.

cometa halley
NASA/W. Liller (Wikimedia)

Según la Sociedad de Observadores de Meteoros y Cometas de España (SOMYCE), la mejor forma de contemplar estos meteoros es justo antes del amanecer y desde lugares ubicados en el trópico, como Canarias, y en el hemisferio sur. Es recomendable además observar las estrellas fugaces desde lugares con baja contaminación lumínica y con un horizonte libre de obstáculos. Las eta acuáridas son los principales meteoros de mayo, un mes donde también aparece una lluvia de estrellas menor conocida como sagitáridas, que con una tasa de cinco bólidos por hora presentarán su pico máximo el 20 de mayo.

La Luna en mayo

Nuestro satélite estará en cuarto menguante el martes 8 de mayo, mientras que habrá Luna nueva una semana después, el día 15. La fase creciente se podrá contemplar el 22 y el plenilunio el 29 de mayo. Además, la Luna estará en el apogeo el 6 mayo, situándose por aquel entonces en el punto más alejado de la Tierra en su órbita elíptica alrededor de nuestro planetas. Por el contrario, el satélite natural se localizará en el perigeo, la localización más próxima, el 17 de mayo.

Durante las próximas semanas disfrutaremos además de una serie de conjunciones entre la Luna y diferentes planetas. Estos eventos suceden cuando ambos cuerpos son visibles desde la misma longitud celeste al ser observados desde la Tierra. El domingo 6 de mayo sucederá la conjunción entre la Luna y Marte, el día 10 será el turno de nuestro satélite y Neptuno y, para terminar el mes, se podrá observar este fenómeno entre la Luna y Júpiter el domingo 27 de mayo.