Cada vez queda menos para que llegue el tan ansiado verano y, con él, las vacaciones para desconectar de la rutina. Pero el regreso del buen tiempo también trae consigo una mayor exposición a los temidos rayos ultravioleta del Sol. En los últimos años, los dermatólogos han alertado de una creciente epidemia de melanoma, dado que la incidencia de este tumor maligno de la piel está aumentando más rápidamente que cualquier otro cáncer en España.

Una encuesta presentada hoy por la Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV) muestra resultados preocupantes. Un 24% de la población cree que el bronceado es bueno para la salud, mientras que el 17% no relaciona las cabinas de rayos UVA con un incremento del riesgo del cáncer. Por otra parte, el 17,5% de los entrevistados no asociaba el concepto de melanoma con un cáncer de piel. Un tipo de tumor maligno que cuenta entre sus factores de riesgo con las quemaduras solares, una realidad que desconoce un abrumador 97,6% de las personas entrevistadas.

melanoma
Crédito: AEDV / Fundación Piel Sana.

La epidemia de melanoma en España

"No queremos demonizar al Sol", ha explicado durante la rueda de prensa Agustín Buendía, coordinador nacional de la campaña Euromelanoma. El especialista ha recordado que entre sus beneficios está la generación de vitamina D o un mayor bienestar gracias a la liberación de endorfinas. "Lo que vemos en las consultas es que no hay conciencia de que el bronceado es una señal de daño en la piel", ha añadido. Ante los perjuicios ocasionados por la radiación ultravioleta, la piel produce melanina y desencadena una serie de mecanismos de defensa que, a la larga, pueden pasar factura.

Con el lema España tiene un problema con el cáncer de piel, la AEDV ha impulsado una campaña para promover la vigilancia y la detección precoz de los problemas dermatológicos. "Un minuto al mes puede salvarte la vida: mirarse la piel es un hábito básico", ha destacado Eduardo Nagore, del Instituto Valenciano de Oncología.

La entidad, que cuenta con el patrocinio de empresas como Almirall, Eucerin, ISDIN, Avène o La Roche-Posay, ha lanzado un vídeo titulado Dale la espalda al cáncer. El proyecto busca concienciar acerca de la importancia de explorar la piel varias veces al año y vigilar también la de nuestros allegados.

melanoma
Crédito: AEDV / Fundación Piel Sana.

"No tenemos que volvernos paranoicos con los lunares. Pero sí conocer los signos de sospecha", ha aclarado Yolanda Gilaberte, coordinadora de Euromelanoma. Los expertos utilizan la regla ABCDE (asimetrías, borde y color irregulares, diámetro mayor a 6 milímetros y evolución de los lunares) a la hora de recelar de un problema en la piel. "El melanoma puede salir de novo (sin lesión previa, o bien ser la transformación de un nevus [lunar] preexistente. Lo más frecuente es el primer supuesto", explicaba hace tiempo a Hipertextual la dermatóloga Rosa Taberner. Según Gilaberte, este tipo de cáncer de piel en realidad puede salir en cualquier lugar: las uñas, el cuero cabelludo, las plantas de los pies o, incluso, en regiones que aparentemente no ven el Sol, como los genitales y las nalgas.

Según la Academia Española de Dermatología y Venerología, el 80% de los casos de melanoma se reduciría con hábitos saludables de la piel. Entre las medidas de fotoprotección más importantes, los expertos destacan evitar la exposición al Sol durante las horas centrales del día, utilizar crema solar y ropa para protegernos y revisarnos de forma periódica. "El 43% de las personas rara vez o nunca pide a otra que le ponga crema protectora en la espalda", han destacado los especialistas.

Los dermatólogos ofrecerán consultas gratuitas desde el 11 hasta el 15 de junio para que los interesados puedan solicitar cita —ya disponible a través de su página web y consultar durante la semana de cribado el estado de su piel. "Queremos insistir en que la mejor herramienta es la prevención. Este es un cáncer evitable", ha concluido Buendía.