Pixabay

Facebook sigue en la mira tras el escándalo de la filtración de información de 87 millones de personas por parte de la firma de datos Cambridge Analytica, encargada de la campaña digital de Donald Trump. Ante las duras críticas hacia las políticas de privacidad de la red social que esto ha suscitado, hoy la plataforma ha aprovechado su usual Q&A para responder a las inquietudes sobre lo que los anunciantes saben y no saben acerca de los usuarios.

A través de una publicación en su blog, Rob Goldman, vicepresidente de publicidad de Facebook, abordó uno de los principales cuestionamientos hacia las prácticas publicitarias de la empresa: «Si no estoy pagando por Facebook, soy yo el producto?», a lo cual respondió:

No. Nuestro producto son las redes sociales: la capacidad de conectarte con las personas que te importan, estén donde estén en el mundo. Es lo mismo con un motor de búsqueda gratuito, sitio web o periódico. El producto principal es leer las noticias o buscar información, y existen anuncios para financiar esa experiencia.

En ese sentido, la plataforma hizo hincapié en que no identifica a la persona y sus datos en sí, por lo que los anunciantes no saben quien es el usuario. Lo que Facebook está vendiendo, señaló, son los espacios publicitarios de la misma manera que ocurre en un canal de televisión.

La plataforma aclaró que proporciona a los profesionales del marketing los datos demográficos genéricos de sus anuncios, las páginas que les gustan, los artículos que visitan y la información que ya tienen de otros lugares (como las compras existentes o una aplicación de terceros).

También destacó la posibilidad de optar por no participar en la orientación de anuncios desde la configuración de preferencias, aunque no en la publicidad en general.

Dicha información, explicó la red social, se obtiene de tres maneras. La primera es la forma en que la persona usa Facebook, desde los datos de sí mismo que proporciona como su edad hasta los ‘Me gusta’, páginas que sigue o artículos que le interesan. Con base en ello, la plataforma procura mostrar anuncios relevantes para el perfil de ese usuario.

«Proporcionamos a los anunciantes informes sobre el tipo de personas que ven sus anuncios y cómo se están desempeñando sus anuncios, pero no compartimos información que lo identifique personalmente», indicó Goldman en el blog.

Facebook no solo recolecta datos de sus usuarios, también de quienes no lo son

La segunda vía es cuando el anunciante brinda información a la red social sobre su cliente para poder llegar a esas personas en Facebook. «Estos anunciantes pueden tener su dirección de correo electrónico de una compra que usted realizó o de alguna otra fuente de datos», explicó el directivo. «Encontramos cuentas de Facebook que coinciden con esos datos, pero no le decimos al anunciante que coincide.»

Finalmente, un punto que tiene mucho que ver con el meollo de Cambridge Analytica y la privacidad de datos. La tercera forma de obtener tus datos es la información que envían a Facebook los sitios web y aplicaciones que las personas visitan. De esta manera, un anunciante puede solicitar a la plataforma que muestre sus anuncios a personas cuyos intereses coinciden con su producto.

Si bien estos son puntos importantes y pueden ayudar a mitigar los temores sobre el uso de datos personales por parte Facebook, no aborda por completo las preocupaciones que llevaron al CEO de la red social, Mark Zuckerberg, a declarar ante el Congreso de los Estados Unidos: no es solo que esté vendiendo datos, sino que vigila de cerca qué datos pueden recopilar aplicaciones de terceros.

En el caso de «Thisisyourdigitallife», una aplicación sobre tests de la personalidad creada por Cambridge Analytica, recabó información sobre los amigos de los usuarios sin su consentimiento. El problema se ahondó dado que Facebook no notificó a los usuarios cuando descubrió que sus datos habían sido comprometidos.

Cambridge Analytica creó sus propias aplicaciones para recabar datos

La empresa de Mark Zuckerberg puede refutar todo lo que quiera la idea de que trata a sus usuarios como productos, pero a final de cuentas su modelo de negocios gira en torno a la publicidad. En palabras del vicepresidente de publicidad de Facebook:

La publicidad nos permite mantener Facebook gratis. Pero no estamos ciegos a los desafíos que plantea este modelo. Requiere un firme compromiso con la privacidad.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.