Hace 50 años se estrenó una película que revolucionaría no sólo el género de ciencia ficción sino de la historia de cine en sí: '2001: Odisea del espacio'. Con el paso del tiempo se ha convertido en una referencia obligada del séptimo arte y de la cultura popular.

Stanley Kubrick estrenó su cinta en 1968, cuando él tenía 40 años. La realizó después de la fabulosa 'Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb', una de esas cintas que nos recuerdan por qué amamos la ciencia ficción humorística, y antes de la mítica 'A Clockwork Orange', otra obra que ha marcado a generaciones completas.

'2001: Odisea del espacio' es sin duda alguna una película como ninguna otra. Con una influencia sobre artistas que precedieron al propio Kubrick, tal y como recoge The Guardian; directores como Christopher Nolan, Andrew Niccol; productores como Jan Harlan ('The Shining', 'A.I. Artificial Intelligence') o expertos en efectos visuales como John Gaeta ('The Matrix'), han expresado su deuda a la cinta que en estas fechas cumple 50 años de asombrar y hacer soñar (e intrigar) a millones de personas.

Repasemos algunas datos y eventos asombrosos de '2001: Una odisea del espacio'.

El Óscar es para...

'2001: Odisea del espacio' sí tiene un premio de la Academia en su haber, el de mejor efectos especiales. Sin embargo, no se llevó el premio a la mejor dirección de arte, ni guion original (que Kubrick realizó junto a Arthur C. Clarke) ni, ¡oh!, la estatuilla a la mejor dirección, ni mucho menos la de mejor película. Ese año fue galardonado el musical 'Oliver!' dirigido por Carol Reed (otra razón más para aquellos que odian los musicales).

Cómo cambió la voz de HAL

Originalmente la voz de la súper computadora HAL 9000 sería femenina y el nombre de la Inteligencia Artificial era ATHENEA. El actor que finalmente hizo la apacible pero temida voz de HAL fue Douglas Rain, quien sorprendentemente ha declarado que jamás ha visto la película. Sin embargo, no fue el único que dio voz a la computadora; antes el actor Martin Balsam había hecho todos los diálogos de la cinta pero finalmente Kubrick decidió cambiarla por la de Rain pues le parecía que Balsam sonaba "oloquialmente americano".

'El Centinela'

Como decíamos líneas arriba, el guion fue realizado por el propio Kubrick junto al escritor Arthur C. Clarke. Ellos partieron del relato de este último llamado 'El Centinela', en donde se cuenta la historia del descubrimiento de un artefacto en la Luna (de la Tierra) del que el protagonista supone es un mecanismo alienígena. El relato fue publicado en la revista 10 Historias de Fantasía en 1951 con el título 'Sentinel of Eternity' ('Centinela de la Eternidad').

Mucho más que silencio

'2001: Odisea del espacio' tiene una duración de 149 minutos, de los cuales 88 carecen de cualquier diálogo. De hecho, durante los primeros 25 minutos y los últimos 23 no hay diálogos. Es sorprendente por todo lo que, sin palabra alguna, comunica esta obra, una razón más por la que es una obra maestra.

El futuro, el presente

En pleno siglo XXI es difícil imaginar el impacto real que tuvo esta cinta. La representación de viajes estelares, el avance de los efectos visuales, las diversas obras confeccionadas a partir de '2001: Odisea del espacio' e influenciadas por esta, así como el avance tecnológico en la vida real y, claro, el paso del tiempo nos nubla la sorpresa que sin duda vivieron los primeros espectadores de la cinta. No deja de ser impactante pensar que hasta un año después del estreno de esta película, es decir en 1969, Neil Amstrong llegaría a la Luna y por fin habría imágenes sobre el espacio exterior.

En Cannes, 50 años después

En el próximo Festival de Cannes (a celebrarse el 8 al 19 de mayo) se hará una proyección en su formato original: 70 mm. Esta presentación estará encabezada por el mismísimo Christopher Nolan, admirador confeso de Kubrick (y de las cintas en 70 mm). A dicho evento asistirán familiares del director desaparecido el 7 de marzo de 1999. Sin duda será un merecido homenaje a un genio y a su obra que sigue sorprendiendo a la humanidad.