¿Un drone que se acopla a un vehículo para evitar problemas de tráfico? Este es el objetivo de Pop.Up Next, un nuevo concepto nacido de la alianza entre Audi, Airbus e Italdesign, la empresa de diseño propiedad de Volkswagen. Seguramente, todos nos hayamos imaginado ante una fila interminable de coches lo bueno y conveniente que sería poder volar para evitar el congestionamiento vial. La nueva iniciativa de las compañías quiere convertir este sueño en realidad.

Pop.Up Next permite que una cápsula biplaza se conecte a un drone para alzar el vuelo y realizar el trayecto sin interrupciones. Asimismo, la misma cápsula puede vincularse con un vehículo para circular por carretera de forma autónoma. La iniciativa es una de las maneras con las que compañías como Audi pretenden revolucionar el sector automotriz y la manera en la que conducimos por grandes ciudades.

El vehículo biplaza cuenta con una pantalla de 49 pulgadas en su interior para que los conductores puedan interactuar a través del reconocimiento facial, de voz y seguimiento ocular.

"Se necesita creatividad cuando se trata de nuevos conceptos de movilidad para las ciudades y las diversas necesidades de las personas, afirmó Bernd Martens, miembro de la Junta de Adquisiciones de Audi y presidente de Italdesign, en un comunicado.

Pop.Up Next es una visión ambiciosa que podría cambiar permanentemente nuestra vida urbana en el futuro.

El proyecto abre la posibilidad de viajar por tierra o aire a través de los módulos independientes, eléctricos y propulsados, además de contar con inteligencia artificial. A través de esta tecnología, se podrá determinar en cada momento cuál es la ruta más rápida para volar o circular, así como ofrecer escenarios alternativos para evitar las interrupciones a causa del tráfico en las ciudades.

La inciativa será presentada en la feria automotriz que se celebra en Ginebra del 8 al 18 de marzo, aunque todavía no se ha especificado cuándo se iniciará la producción. A pesar de los avances, el reto consistirá en contar con las regulaciones necesarias para que el vehículo de pasajeros volador pueda empezar a operar. Por el momento, la tecnología y el concepto ya ha sido desarrollado aunque todavía falta para que el Pop.Up Next se convierta en una realidad en las ciudades.

Audi

Airbus ya había presentado este concepto anteriormente, aunque todavía no contaba con el apoyo de Audi y, además, se han llevado a cabo mejoras como un rediseño del interior y conseguir que el vehículo sea más ligero. Este proyecto de Airbus se une a otros de la compañía como Vahana, la aeronave eléctrica, autónoma y monoplaza con la que pretende crear una red de taxis eléctricos y multirrotores. De esta manera, el objetivo de la empresa es el mismo: conseguir aliviar los problemas de trafico en las ciudades.

Por otro lado, Boeing presentó su vehículo eléctrico de despegue y aterrizaje vertical capaz de soportar más de 200 kg de carga útil. Uber también ha puesto el punto de mira en los vehículos voladores y su último movimiento para dar un paso adelante en este sector fue el fichaje del gerente sénior de desarrollo de baterías en Tesla, Celina Mikolajczak, para que se uniera al proyecto de taxis Uber Elevate.