Celina Mikolajczak, ex gerente sénior de desarrollo de baterías en Tesla, ha sido contratada por Uber para el servicio de taxis voladores que quiere lanzar en Los Ángeles, Dallas-Fort Worth y Dubai para el año 2020. La contratación es una clara señal de las intenciones que tiene la empresa de transporte privado de involucrarse más en los aspectos de ingeniería de su proyecto Elevate.

Los últimos seis años, el trabajo de Mikolajczak en Tesla consistió en liderar el desarrollo técnico de la tecnología de las baterías con los proveedores de la automovilística, así como hacer pruebas de la batería de iones de litio para su uso a largo plazo. Asimismo, se encargaba de supervisar la garantía de la calidad y de hacer un análisis de fallas para impulsar la producción de las baterías y las mejoras de diseño.

En Uber Elevate, la experta en desarrollo de baterías de Tesla se desempeñará como directora de ingeniería y sistemas de almacenaje de energía. El proyecto de taxi aéreo está a cargo de Jeff Holden, jefe de producto de Uber. En el equipo también se encuentra Mark Moore, ex jefe de tecnología para movilidad on-demand en el Centro de Investigación Langley Research de la NASA.

El ambicioso proyecto de Uber depende en gran medida del desarrollo exitoso de vehículos eléctricos de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL, por sus siglas en inglés), por lo que su nuevo fichaje resulta una pieza elemental para conseguirlo. Cuando la empresa de transporte privado anunció sus planes de llevar a cabo el servicio Elevate el año pasado, había dicho que no iba a construir su propio eVTOL. Sin embargo, todo apunta a que se han convencido de hacer lo contrario.

En un principio, la empresa planeaba asociarse con fabricantes de aviones, agencias de bienes raíces y reguladores gubernamentales para mejorar sus posibilidades de desarrollar un servicio de taxi volador totalmente funcional y bajo demanda. Sin embargo, esta nueva contratación demuestra que está asumiendo un mayor papel en el diseño y la fabricación de su propia flota de taxis aéreos.

Además, la empresa de transporte privado ha dicho que usará aviones que funcionen solo con la energía de la batería y no híbridos de gasolina o electricidad. Un vehículo de estas características es inexistente a la fecha, pues aún no hay una batería lo suficientemente ligera o potente para realizar vuelos de más de unos pocos minutos. No obstante, la empresa de transporte privado está convencida de que para mantener una nueva forma de transporte a gran escala, deberá comprometerse con un enfoque de emisiones totalmente eléctrico desde el comienzo. Parece que Mikolajczak tiene un gran reto por delante.

https://hipertextual.com/2017/04/uber-air