Cuando aún estemos celebrando la llegada de Año Nuevo, la sonda New Horizons alcanzará un nuevo hito: explorar el objeto más alejado que la humanidad haya alcanzado en toda su historia. El próximo 1 de enero de 2019, la sonda visitará un pequeño y helado mundo situado en el cinturón de Kuiper, justo en la frontera del sistema solar. Hasta entonces la misión tendrá que recorrer los miles de kilómetros que separan a su próximo objetivo de Plutón, el planeta enano al que llegó en julio de 2015.

Mientras tanto, la NASA no ha perdido el tiempo. Durante semanas, la agencia espacial norteamericana mantuvo abierta una votación al público para que ayudara a elegir el nombre de este astro, cuya denominación técnica es 2014 MU69. Entre las posibilidades que se barajaron destacan opciones como Tiramisú, Pangu o Terra Nova, pero finalmente ha sido Ultima Thule el nombre elegido por los científicos para el próximo destino de New Horizons.

El objeto más lejano jamás explorado

"Thule era una isla del lejano norte mítica en la literatura y en la cartografía medievales. Ultima Thule significa 'más allá de Thule', es decir, más allá de las fronteras del mundo conocido, que simboliza la exploración del distante cinturón de Kuiper y sus objetos que New Horizons está llevando a cabo, algo nunca hecho hasta ahora", explica la agencia espacial norteamericana en un comunicado. Su viaje hasta Ultima Thule es, de hecho, una de las misiones espaciales de 2018 más destacadas, aunque la nave no alcance su objetivo hasta Año Nuevo de 2019.

"MU69 es el siguiente Ultima Thule de la humanidad", destaca Alan Stern, investigador principal del proyecto espacial. "Nuestra sonda está yendo más allá de los límites de los mundos conocidos, lo que será su próximo logro. Como será la exploración más lejana de cualquier objeto espacial en la historia, me gusta llamar a nuestro destino Ultima, para abreviar, que simboliza esta última exploración de la NASA y nuestro equipo", ha añadido el investigador.

La agencia espacial norteamericana ha dado a conocer su elección coincidiendo con el aniversario del hallazgo de Plutón, que fue descubierto el 13 de marzo de 1930, un día como hoy hace ochenta y ocho años. Además de decidir el nombre de su próximo destino, la NASA también ha celebrado recientemente un nuevo éxito de su misión. Hace poco más de un mes, New Horizons conseguía batir el récord de la Voyager 1 y su icónica imagen del punto azul pálido –como lo llamó Carl Sagan— al tomar una fotografía a 6.120 millones de kilómetros (40,9 unidades astronómicas) de la Tierra.