La jueza titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Collado Villalba (Madrid) ha ordenado hacer efectivo el secuestro de Fariña, el libro sobre el narcotráfico gallego escrito por el periodista Nacho Carretero y publicado por Libros del KO. Según informa El País, la magistrada ha requerido a la editorial la paralización inmediata de reproducción y distribución de la obra en papel y digital.

La medida cautelar fue tomada tras la demanda por supuesta vulneración del derecho al honor presentada por José Alfredo Bea Gondar, exalcalde de O Grove (Pontevedra), citado en el libro de Carretero. La jueza ha ordenado el secuestro de Fariña una vez que el demandante depositó una fianza de 10.000 euros. Bea Gondar demandó al periodista y a Libros del KO por un presunto delito de injurias y calumnias.

El político exige medio millón de euros, la rectificación pública y la eliminación de su nombre de la obra sobre la historia del narcotráfico en España. José Alfredo Bea Gondar fue condenado por la Audiencia Nacional por un delito de narcotráfico. La sentencia fue revocada posteriormente por el Tribunal Supremo al invalidarse el testimonio de un arrepentido, unos hechos que Carretero menciona en dos ocasiones en Fariña, una obra que cuenta con cerca de cuatrocientas páginas. La prohibición de imprimir y distribuir más ejemplares será efectiva hasta que haya sentencia, prevista para la próxima primavera.

La medida acordada por la jueza ha causado un verdadero efecto Streisand. Tras difundirse el auto de secuestro del libro de Nacho Carretero, las ventas de Fariña se dispararon hasta agotarse los ejemplares disponibles de la décima edición. Aprovechando el tirón que ha tenido la obra de Libros del KO en redes sociales y a través del boca a boca, Antena 3 aprovechó para estrenar la serie de Bambú Producciones basada en el libro de Carretero. Tanto el ensayo periodístico como la serie muestran la historia del narcotráfico en España, donde Galicia se convirtió en uno de los principales puntos de entrada de la cocaína en Europa, como pusieron de manifiesto procedimientos judiciales como la operación Nécora contra los principales narcos gallegos.