Cuenta la historia que el pintor ruso Sergei Maliutin encontró la inspiración en un juego de muñecas japonesas de madera. Representado a la diosa fortuna, esta muñeca de preciosa artesanía contenía dentro de sí misma una versión gemela, pero más pequeña. A su vez, esta otra albergaba una nueva hermana aún más pequeña. La historia hizo lo propio y evolucionó hasta convertir a las conocidas matrioshkas en un icono del país más grande del mundo.

La realidad es que, como concepto, este popular juego ruso ha servido como metáfora para muchas historias o cuentos. Dejando a un lado la estética de las muñecas ruso-japonesas, la idea de encontrar un algo dentro de otro algo se antoja como un hecho interesante. Esta es, mas o menos la historia de Demium con Citibox.

https://hipertextual.com/entrevistas/ismael-teijon-demium

Fundada en 2013 por Ismail Teijón, Elisa Gómez y Jorge Dobón, la aceleradora valenciana cuenta ya con 15 inversiones en startups. Una de ellas, desde 2015, es Citibox, la startup que está colocando buzones por las ciudades para ayudar en el complicado tema de los repartos de paquetes a domicilio. Financiada con algo menos de 500.000 euros por parte de varios fondos entre los que, además de Demium, se encuentra a Carlos Blanco y Bonsai Ventures, el paso de Citibox en este momento es jugar a las matrioshkas con Demium. De hecho, Teijón ha dejado su lugar en la aceleradora y ha pasado a formar parte directamente de la muñeca de Citibox. Prefiere no hacer comentarios sobre el crecimiento y evolución de Demium, per aún así hace balance de los resultados de algunas de sus participadas.

Entre los mayores éxitos de la valenciana, además de Citibox, se encuentra Cuidum y el curioso caso de LandBot, antes Helloumi, antes Yexir. Con un crecimiento del 35% de facturación mensual, la startup que no encoentraba su modelo de negocio y que se ha convertido en una experta en eso de pivotar por fin ha encontrado su camino. Jiaqi Pan, fundador con el que Hipertextual habló en su última evolución de negocio ha dado con la tecla.

Acelerando a través de las aceleradas

Parece un trabalenguas, pero la idea está clara. Según explica Teijón a Hipertextual, la idea es que Citibox entre el capital de pequeñas startups enfocadas al negocio de los repartos de última milla entendidos desde el punto de vista tecnológico. Un sector poco estudiado por las compañías y que, de forma paralela, se aleja de los problemas con uno de los sectores más polémicos del panorama emprendedor nacional: los riders. Citibox, de esta manera, evitar tener los problemas asociados a Globo, Deliveroo y UberEats prefiriendo centrarse en cómo mejorar la recogida de paquetes a través de tecnología y buzones públicos.

https://hipertextual.com/2017/06/huelga-deliveroo-2

Esta compañía "invertirá directamente en las startups creadas y después se conectará con la red de inversores de Demium para financiar los proyectos que sean más interesantes". En este sentido, Citibox participará con el 5% del capital de cada una de las compañías seleccionadas y, a cambio, se les ofrecerán 30.000 euros en efectivo y 70.000 euros en recursos.

En un ecosistema en el que la densidad del número de aceleradoras empieza a ser preocupante, tanto así como el poco foco a futuro de muchas de ellas, hay que cuestionarse si realmente merece la pena sacar adelante una nueva propuesta. Cada vez más especializadas y con más fondos para invertir, pero como pasase con el caso de Google Campus, con pocos éxitos después de casi 3 años de vida en Madrid. Para Seijó, la clave está en que, pese a que "sí hay muchas incubadoras/aceleradores, esta es la primera vez que la crea una startups". Un valor diferenciador que quiere crear "negocios reales, de facturación, y no de valoración". Con un modelo puramente experimental, el inversor confirma que "si sale bien, no solo Demium, sino muchas otras aceleradoras adoptarán ese modelo".