Son tiempos interesantes para Apple. Después de haber lanzado este año el iPhone X, su smartphone completamente rediseñado, el cual suprimía el botón de inicio en favor de un notch (ese espacio en la parte superior del frontal destinada a alojar los diversos sensores de reconocimiento facial, cámara, etc...) que le otorgaba singularidad al terminal, los últimos rumores apuntan a que esta superficie que rompe la continuidad natural de la pantalla no permanecerá con nosotros durante mucho tiempo.

Según informa la publicación coreana ETNews, fuentes de la industria han declarado que la compañía ya ha tomado la decisión pertinente a los teléfonos del año que viene, que verán eliminado el notch en favor de una pantalla completa sin ningún tipo de interrupciones estéticas a la vista. Naturalmente, el panel continuará siendo OLED, pero ahora los sensores estarán ocultos bajo este y no requerirán de un espacio dedicado en la superficie. De esta manera se lograría el fin último de un teléfono donde la extensión total del frontal fuese pantalla útil.

https://hipertextual.com/2018/02/primeras-imagenes-pantalla-iphone-x-plus

Este paso, si bien es algo natural en lo que respecta al avance de la industria móvil, parece algo complejo de llevar a cabo como para verlo hecho efectivo en 2019. No obstante, es de sobra conocido que la capacidad de Apple para sorprender ha sido siempre uno de los puntos fuertes de la compañía.

No este año

Estos rumores de un iPhone sin notch se refieren a las unidades que serán lanzadas, como se mencionaba, en 2019. ¿Y qué veremos este año? Además de un nuevo modelo de iPhone X, la tecnológica californiana trabaja también en otros dos modelos: un iPhone X Plus, con un panel OLED, de la misma manera que su hermano pequeño; y un iPhone de aspecto similar pero con pantalla LCD y un precio más ajustado. A pesar de que seguirán contando con notch, este tendrá unas dimensiones más reducidas que permitan aprovechar el frontal en mayor medida.

https://hipertextual.com/2018/02/mobile-world-congress-iphone-x-notch

Aunque en el futuro no haya lugar para el notch, lo cierto es que esta particularidad del iPhone ha resultado ser todo un éxito entre los fabricantes de teléfonos Android, que han comenzado a modificar su aspecto frontal con la intención –suponemos– de asemejarse al terminal de Apple. Esto es algo que vimos en su máximo esplendor durante el pasado Mobile World Congress, donde fueron varias las firmas que expusieron creaciones con un parecido más que razonable al iPhone X.