Diversificación. Este parece haber sido el objetivo de Carlos Slim para estrenar su nuevo servicio de financiamiento de paneles solares en México a través de la empresa de telecomunicaciones Telmex. La compañía se encargará de la cotización, del financiamiento y de la instalación de los paneles después de que el país abriera paso a las energías renovables con la reforma energética de 2013, que permite que los usuarios de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) generen su propia electricidad.

El nuevo servicio de la telefónica está enfocado para aquellos clientes que gasten más de 2.500 pesos bimestrales en luz y que, por lo tanto, están sujetos a la tarifa Doméstica de Alto Consumo (DAC). El papel de Telmex consistirá en cotizar cuántos paneles solares necesita cada persona interesada, la cual recibirá un precotización y un representante de la compañía visitará el domicilio para confirmar que este cuenta con las condiciones necesarias para la instalación.

Si el informe es favorable, se enviará una cotización final y se dará la opción de pagarla en mensualidades con cargo a través del Recibo Telmex, "sin un gran desembolso de dinero y sin tantos trámites" pero sujeto a autorización de crédito, explicó Telmex en su página web.

La operadora ofrece un financiamiento entre el 25% y el 30% y mensualidades que van desde los 12 a 60 meses, aunque no se ha especificado qué institución financiera se hará cargo de la gestión. Entre las condiciones para poder contratar el servicio es necesario tener una Línea Telmex con al menos un año de antigüedad, no tener deudas en pendientes con la compañía y contar con un buen historial en el Buró de Crédito.

En cuanto a las tarifas, estas dependerán de la electricidad que consumen los paneles solares. Telmex instalará los medidores para poder determinar cuánta electricidad provee la tecnología y cuánta se gasta de la CFE. El costo final se basará en la diferencia: "Si consumes 5.000 pesos y generas 4.900 pesos, sólo pagas a la CFE 100 pesos, y si consumes los mismos 5.000 pesos pero generas 5.200 pesos, esos 200 pesos te los guarda CFE hasta por un año", explicó la compañía.

El plan de financiación de Telmex puede ayudar a afrontar una inversión que, a pesar de las muchas ventajas, se calcula que no empieza a devolver hasta al cabo de unos cuatro años. Para muchas personas, este gasto puede tener un riesgo si lo afrontan de golpe, por lo que la oferta de la empresa de telecomunicaciones podría ser una buena solución para subirse al tren de la energía renovable en México.

Por otro lado, el poder y alcance de Telmex y, por lo tanto de Carlos Slim, puede ayudar a fomentar el negocio para las compañías que ofrecen el servicio de instalación de paneles solares en compañías u hogares. A pesar de que la reforma energética permite que todos puedan generar su propia electricidad, las posibilidades de expandir las energías renovables para las empresas tanto nacionales como internacionales se han disminuido por las barreras que ha puesto la CFE aunque ya no cuenten con el monopolio en el mercado.

Además, la CFE puso un amparo contra las medidas que permitirían operar sin problema a las empresas de energía renovable. La comisión se posicionó en contra de las Disposiciones Administrativas de Carácter General y el Manual de Interconexión para Generación Distribuida, las cuáles obligan a la CFE a pagar la electricidad sobrante de los hogares con paneles solares. El amparo fue admitido por un juez desde el 25 de abril pero no se ha llevado a cabo la suspensión de la normativa.

Más inversión, más oportunidades

A pesar de los retos para conseguir el ecosistema ideal entre la CFE, las empresas especializadas en energías renovables y el medio ambiente, parece ser que la reforma energética ha puesto su granito de arena para que México haya conseguido aumentar su inversión. Según los datos de Bloomberg New Energy Finance, el país ha dado un gran paso adelante con una inversión de 6.200 millones de pesos en el sector durante 2017, un 516% más que el año anterior.

Por otro lado, México podría posicionarse gracias a la nueva regulación como el séptimo productor de energía solar a nivel mundial. Al país le queda todavía un largo camino para superar a China, que encabeza el listado seguido de India, Estados Unidos, Japón, Alemania y Australia, afirmó Enlight un un estudio.

La compañía, una de las mayores productoras de energía fotovoltaica en el país, se dio cuenta antes de Telmex de la necesidad de implementar ayudas para poder llegar a la población. Para ello, se alió el pasado mes de junio con la institución financiera Ve por Más para lanzar la división Bx+, enfocada en ofrecer crédito a los clientes que quieran instalar paneles solares. Asimismo, Nacional Financiera (Nafinsa) otorgó una línea de crédito de mil millones de pesos con el mismo fin.

El nuevo proyecto de Telmex se une a las opciones planteadas por otras compañías e instituciones financieras para democratizar el uso de energías renovables a través de los paneles solares. La reforma energética abrió el camino y estas inactivas podrían permitir llevar la energía verde a un público mucho mayor.