El círculo se va estrechando cada vez más. Una investigación sacó a la luz en julio de 2017 que la empresa mexicana Grupo Tech Bull fue la intermediaria para vender a la Procuraduría General de la República (PGR) el malware Pegasus para espiar a periodistas y activistas. Ahora, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) ha descubierto que un funcionario federal fue uno de los socios de Tech Bull.

Luis Fernando Ayala Puente fue el socio fundador de la empresa CITELAE del Centro SA de CV, la cual registró el nombre y el logotipo de Balam Seguridad Privada ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, según la investigación de MCCI.

Grupo Tech Bull, empresa filial de Balam, fue la que llevó a cabo el contrato con el Gobierno mexicano para surtir el malware espía por 32 millones de pesos (equivalente a 450 millones de pesos de 2014). Pegasus ha sido responsable de espiar a periodistas como Carmen Aristegui, políticos del Partido de Acción Nacional (PAN) y abogados del caso Ayotzinapa, entre otros.

El funcionario de la PGR fue una de las personas que fundaron CITELAE del Centro en 2009 y se registró como socio con el 33% de las acciones. Esta empresa estaría dedicada a dar servicios de vigilancia industrial, comercial y bancaria; asesorías e investigaciones privadas a particulares y todo lo relacionado con la seguridad, afirma la investigación publicada este martes 20 de febrero.

El vínculo entre Balam y Tech Bull

Las socias de Luis Fernando Ayala Puente fueron María Patricia Castillo Rodríguez y Rosa Elena Herrera Rodríguez, con una participación en la empresa del 24% y del 33%, respectivamente. Herrera Rodríguez destacó que no tenía conocimiento de que fuera socia de la empresa y que utilizaron su identidad sin su consentimiento.

Posteriormente, las presuntas socias vendieron su participación y, en 2013, se acordó liquidar CITELAE en una asamblea extraordinaria.

Justo después de que la compañía fuera liquidada, se creó otra empresa ligada a Balam: Grupo Tech Bull SA de CV. Esta fue la que obtuvo un contrato de millones de dólares por la PGR para vender el malware creado por la empresa israelí NSO.

La compañía fue creada por Jorge de Jesús Sánchez y Miguel Cayetano Miguel, quien afirmó que no tenía conocimiento de que Grupo Tech Bull aparecía como la empresa que había vendido el malware Pegasus. Sin embargo, el vínculo entre la compañía y Balam fue confirmada en unos correos electrónicos filtrados por Wikileaks.

El administrador de Tech Bull, Armando Pérez Herrero, escribió en uno de estos correos que Balam y su filial eran "la número uno en la PGR y en la Marina" y proveedores del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) y de la Policía Federal. "Acabamos de vender a la PGR (contrato ya firmado y ellos ya enviaron el dinero) el sistema NSO Pegasus", arroja el mensaje.

Subordinado de Jesús Murillo Karam

Ocho meses antes de que se firmara el contrata entre la PGR y Tech Bull, Luis Fernando Ayala Puente se incorporó como funcionario de segundo nivel en la PGR, un puesto que consiguió gracias a Aurelio Gancedo, quien en ese momento fungía como Director de Aseguramientos Ministeriales. Los dos se conocieron en San Luis Potosí, de donde son originarios.

Gancedo tuvo una estrecha relación política con Jesús Murillo Karam, político del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Procurador General de la República de 2012 a 2015. Después de trabajar como director de área en la Oficialía Mayor y director de Control y Registro de Aseguramientos Ministeriales, Gancedo fue ascendido y Murillo Karam invitó a trabajar a Luis Fernando Ayala Puente a la PGR.

Por otro lado, uno de los accionistas de Balam, Rodrigo Ruiz de Teresa Treviño, tuvo vínculos con varios personajes de la política mexicana. Al parecer, su primo trabajó en la oficina de la Presidencia de la República cuando se contrató el malware Pegasus.

Treviño ha negado el vínculo con Tech Bull, aunque los documentos de Wikileaks han confirmado que existía realmente una relación directa entre ambas empresas.

https://hipertextual.com/2017/02/refresco-mexico-pegasus