En el Burnside 35 todo gira (literalmente) alrededor de la creatividad. La compañía Lensbaby ha creado este nuevo objetivo de 35mm y apertura f/2.8 con el fin único de que las imágenes tomadas con este no solo sean tremendamente originales, sino que tengan un atractivo propio que haga que llamen la atención de manera instantánea. ¿Cómo? Consiguiendo unos efectos que bien podrían parecer extraídos de Instagram, aunque llevados a cabo de una manera más compleja.

Este objetivo cuenta con un sistema de varias hojas para controlar de manera manual la apertura y lograr, a través de ello, efectos con un estilo de viñeta o con giros alrededor del objeto de foco principal. Los resultados son mostrados en la cámara antes de disparar, lo que permite al fotógrafo obtener una idea exacta de qué tipo de efecto quiere utilizar y en qué grado para que la composición sea la elegida en todo momento.

Filtros que no lo son

Las imágenes, dadas las condiciones idóneas para ello, pueden ser francamente espectaculares. Aquellas fotografías compartidas en la propia página de venta del objetivo en la web de la compañía dan una idea de lo que podría finamente obtenerse añadiendo este objetivo a la cámara en cuestión.

Parece, a todas luces, una opción muy interesante para aquellos que deseen explorar diferentes tomas y conseguir resultados verdaderamente diferentes. El Burnside 35 se puede adquirir por un precio de 500 dólares y cuenta con versiones para la Sony Alpha A, Canon EF, Nikon F, Sony E, Fuji X, Micro 4/3, Pentax K y Samsung NX.