La investigación sobre el caso Nadia ha convertido a Hipertextual en un ejemplo de "excelencia periodística en los ámbitos de ciencia, tecnología, salud o medio ambiente". Así lo ha decidido la Associació Catalana de Comunicació Científica (ACCC), que ha incluido el reportaje El “cuento chino” de Nadia Nerea, una niña enferma estafada en busca de una cura en su selección de "ejemplos de periodismo científico excelente en la prensa digital".

El trabajo publicado por Ángela Bernardo en Hipertextual será presentado hoy jueves 22 de febrero en el Cosmocaixa Barcelona, dentro de la 1ª Jornada del Observatorio PerCientEx que abordará temas relacionados con la excelencia, la innovación y las buenas prácticas en el periodismo científico en tiempos de crisis y postverdad. El objetivo de esta plataforma es precisamente identificar y detectar ejemplos periodísticos en España e Iberoamérica en las disciplinas de ciencia, tecnología, salud y medio ambiente.

El año pasado, el proyecto Excelencia e Innovación en el Periodismo Científico en España, impulsado por la Associació Catalana de Comunicació Científica y la Obra Social "La Caixa", con el apoyo de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), eligió diversos reportajes publicados por medios como El País, El Mundo, Ara, El Español o eldiario.es. La selección realizada en la presente edición incluye además trabajos difundidos por la Agencia SINC, El Periódico y La Vanguardia. Durante la Jornada del Observatorio PerCientEx también se debatirá acerca de la innovación en el periodismo de ciencia en tiempos de crisis y postverdad.

El caso Nadia, una historia plagada de falsedades

Durante ocho años, los padres de Nadia, una niña que padece una enfermedad rara llamada tricotiodistrofia, aparecieron en los medios de comunicación contando su historia y pidiendo dinero para sufragar los gastos de una supuesta operación genética a través del cerebro. Sin embargo, tal y como sospechó inicialmente Josu Mezo en su blog Mala Prensa, su relato estaba plagado de falsedades e inverosimilitudes.

La patología poco frecuente que sufre la menor no cuenta en la actualidad con ningún tipo de tratamiento. Además, tampoco existe ningún médico llamado Edward Brown especializado en la tricotiodistrofia, tal y como demostró la investigación realizada por Hipertextual. Además, un segundo reportaje publicado por este medio dejó patente que ningún hospital de Houston, donde la familia de Nadia aseguraba acudir para la falsa terapia, ofrece este tipo de tratamientos. El trabajo de Hipertextual fue reconocido posteriormente con el premio José Carlos Pérez Cobo de periodismo y pensamiento crítico.

El progenitor de la menor tampoco padece cáncer, como probó otra investigación publicada posteriormente por El País. En total, durante los ocho años que aparecieron en los medios, según el auto del juez de instrucción, los padres de la niña lograron recaudar más de un millón de euros en donaciones realizadas a través de transferencias bancarias. No se ha podido determinar la cantidad que podrían haber obtenido en metálico.

El magistrado de la Seu d'Urgell señaló en su último auto que "no se había acreditado gasto médico privado por parte de los investigados que exceda de los 4.000 euros". La pareja tampoco había podido acreditar por aquel entonces ingreso alguno. Ambos están investigados (imputados) por un presunto delito de estafa, por el que la Fiscalía pide seis años de cárcel y una multa de algo menos de 10.000 euros. El caso está pendiente de juicio, mientras el padre de la menor permanece en prisión provisional desde hace algo más de un año y la madre en libertad con cargos. El magistrado les retiró a ambos la patria potestad de la menor.