Project Meddle

¿Crees que los hackers detrás de la intromisión en las elecciones de Estados Unidos en 2016 deban ser reconocidos? Una alianza internacional de publicistas sí. El grupo Project Meddle ha pagado para inscribir la campaña de Russiagate como nominada para premios como los Webby Awards, One Show, Cannes Lions, Clios y Addys, entre otros.

A través de cuentas falsas, los piratas informáticos rusos publicaron su campaña de segregación en plataformas como Facebook, Twitter, Instagram, Google y hasta Pokemon GO. Las tecnológicas incluso han tenido que cooperar con la investigación del Congreso estadounidense sobre el Russiagate.

Hasta Pokémon GO está implicado en polémica de injerencia rusa en EE.UU.

Project Meddle argumenta en su sitio web:

Nos guste o no, Rusia creó la campaña publicitaria más impactante del siglo. Ahora estamos presentado su (muy) exitosa campaña para los premios que lamentablemente merece. Como profesionales de marketing que pasan sus días usando estas mismas herramientas, nos sentimos humildes ante la habilidad, la innovación y el impacto de la campaña de intromisión electoral de Rusia. Y no en el buen sentido.

Las investigaciones de las redes sociales y de la inteligencia estadounidense apuntan a que la campaña de intromisión electoral fue operada y coordinada desde la Agencia de Investigación de Internet (IRA, por sus siglas en inglés), con sede en San Petersburgo, la agencia de trolls más famosa del mundo y que, por supuesto, ha sido vinculada con el Kremlin.

El objetivo ulterior de todos estos mensajes era causar una segregación racial entre la sociedad estadounidense, agudizando las diferencias entre las personas. Los alcances que tuvieron los mensajes del Kremlin siguen saliendo a la luz. La mayoría de estos anuncios fueron publicados entre 2015 y 2016, el periodo de tiempo que duraron las campañas electorales de Donald Trump y Hillary Clinton.

En total, las noticias falsas de las cuentas rusas distribuidas a través de Twitter y Facebook consiguieron 760 millones de clics, 288 millones de impresiones de Twitter y una cantidad prácticamente infinita de cobertura en medios.

Facebook ha revelado que la "granja de trolls" rusa gastó unos 100.000 dólares en propaganda y cuentas falsas, y que los anuncios rusos fueron vistos por 126 millones de personas en su red social. Por su parte, Twitter dio a conocer en su último informe que ha identificado 50.258 bots vinculados al Kremlin en la red de microblogging y señalado que 677.775 cuentas fueron expuestas a las publicaciones compartidas por estas.

El Rusiagate no tiene fin: Facebook y Twitter investigarían una nueva injerencia

En el caso de Pokémon GO, CNN reveló que Don't Shoot Us lanzó un concurso a través de Tumblr en julio de 2016 que instruía a los jugadores a visitar sitios donde hubieran ocurrido incidentes de brutalidad policial para ganar tarjetas de regalo de Amazon y también los motivaba a nombrar a sus pokémon con el nombre de las víctimas.

Los hackers rusos no solo intervinieron en la carrera hacia la Casa Blanca, sino también en el referéndum sobre el Brexit. De acuerdo con una investigación de la Universidad de Londres, más de 13.000 cuentas falsas en Twitter estuvieron activas durante la votación sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea, las cuales desaparecieron poco después. Facebook ya está investigando si su plataforma también fue usada para influir en el Brexit.

Acusan a Twitter de dejar cabos sueltos en su investigación sobre Rusia y el Brexit

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.