Después de la tormenta, llega la calma. Ese es el objetivo de la industria de cine de Hollywood después de que salieran a la luz numerosos escándalos de acoso sexual desde octubre de 2017. Lo que empezó con el productor Harvey Weinstein acabó con un movimiento que marcó el vestuario de la antigua edición de los Globos de Oro, en la que prácticamente todos los actrices y actores se vistieron de negro para solidarizarse con las víctimas de acoso y agresión sexual. Desde que empezó la polémica, se han llevado a cabo iniciativas para combatir estos comportamientos, como una línea de ayuda 24 horas o la creación de nuevos estándares de conducta impuestos por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas.

Esta vez han sido los productores los que han tomado medidas y han anunciado una guía con pautas de comportamiento para evitar nuevos casos de acoso sexual en Hollywood. Las reglas fueron discutidas y aprobadas por un grupo de trabajo dentro del Sindicato de Productores de América (PGA, por sus siglas en inglés) y con ellas pretenden describir en primer lugar qué se entiende por acoso sexual y las medidas para combatirlo. El grupo al que pertenecía Harvey Weinstein, uno de los productores más influyentes, es el mismo que ahora ha anunciado su plan para hacer frente a unos comportamientos bastante comunes por parte de Weinstein y que se centraban en abusar de su poder para, en algunos casos, aprovecharse sexualmente de jóvenes actrices.

"Ya no se puede tolerar el acoso sexual en nuestra industria o dentro de las filas de la membresía del Sindicato de Productores", afirmaron los presidentes del sindicato, Gary Lucchesi y Lori McCreary, en un comunicado y añadieron que es su obligación cambiar la cultura y erradicar los abusos.

Como productores, brindamos un liderazgo clave para crear y mantener entornos de trabajo basados ​​en el respeto mutuo, por lo que es nuestra obligación cambiar nuestra cultura y erradicar este abuso. Si bien la PGA es una organización de membresía voluntaria, las Pautas de Acoso Anti-Sexual de la PGA son entendidas como las mejores prácticas para nuestros miembros.

Dentro de las reglas del Sindicato de Productores se encuentra el describir con detalle qué se considerara acoso sexual. Entre otras cosas, las ofertas de trabajo a cambio de sexo, bromas o comentarios despectivos y relaciones laborales basadas en comportamientos inadecuados como tocamientos sin el consentimiento de la otra persona serán prácticas sancionadas.

Asimismo, el sindicato reveló que las producciones deben proporcionar capacitaciones sobre acoso sexual a todos los miembros del equipo antes de que se empiece a trabajar. Para ello, se designarán mínimo a dos personas que estarán a disposición de los actores y otros trabajadores de la producción por si tienen lugar situaciones de acoso, agresión o comportamiento inadecuado.

Por otro lado, se llevarán a cabo procedimientos para denunciar a las víctimas, escuchar las denuncias "con atención y empatía" y estar atento por si el presunto acosador decide tomar medidas contra la víctima. Ante todo, el sindicato insta a las mujeres o hombres que pasen por este tipo de situaciones que acudan a las autoridades en el caso de que se trate de un delito o que informen a su superior si el comportamiento no se considera ilegal.

La carta con las nuevas medidas y pautas de comportamiento para evitar el acoso fue enviada este viernes 19 de enero a los 8.200 miembros del Sindicato de Productores, el cual concluyó que queda bastante por hacer pero que se está llevando a cabo un progreso que todavía tiene que mejorar. En específico, la situación podrá llegar a otro nivel cuando las compañías y productoras de Hollywood tomen medidas drásticas para evitar que el mundo del cine siga siendo foco de acosos y agresiones sexuales.