El pasado 2 de diciembre, la compañía francesa Lactalis apartó miles de lotes de leche infantil producidos en la planta de Craon, al noroeste de la región. El sorprendente anuncio iba a suponer la retirada de más de 7.000 toneladas de productos, comercializados bajo marcas como Milumel y Picot, ante el riesgo de que estuvieran contaminados por el patógeno microbiano Salmonella. La crisis de la industria alimentaria, semanas después, se ha extendido fuera de las fronteras galas hasta convertirse en un problema a nivel europeo.

Científicos del Instituto Pasteur han confirmado hoy que un bebé ha contraído la Salmonella en España tras consumir leche infantil contaminada, según informa AFP. Su caso se une a los casi cuarenta menores de seis meses afectados por este microorganismo patógeno en Francia, según los datos recopilados por diversos expertos en la revista Eurosurveillance. El estudio también apunta que la leche en polvo se habría vendido en 66 países fuera de Francia (12 en la Unión Europea).

¿Qué productos han sido retirados?

Inicialmente Lactalis afirmó que los lotes retirados por sospecha de Salmonella pertenecían a las marcas Picot, Milumel y Taranis. Posteriormente, en España, las marcas Damira, Sanutri y Puleva anunciaron la retirada del mercado español de productos que hubieran sido fabricados en la misma planta de Craon en aplicación del "principio de máxima precaución", alegan. Con fecha 17 de enero de 2018, la lista de lotes retirados ha sido actualizada y puede ser consultada en la página web de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición.

Aunque el escándalo de Lactalis estalló a principios de diciembre en Francia y, pese a las órdenes oficiales que pedían frenar su distribución, lo cierto es que los productos de la compañía han seguido vendiéndose en grandes cadenas como Carrefour, Auchan (Alcampo, en España) o Leclerc, según informa Le Monde. El ministro francés de Economía se ha reunido esta mañana con el director general de Lactalis, Emmanuel Besnier, quien se ha comprometido a "recuperar todos los productos de leche infantil fabricados en Craon, independientemente de su fecha de fabricación, en todos los lugares de venta, en particular, en mercados y farmacias".

https://hipertextual.com/2017/12/intoxicacion-alimentaria-evitar

¿Quiénes son los afectados?

Dado que los productos alimenticios afectados están destinados al público infantil, los lotes retirados iban destinados a bebés entre cero y seis meses. De ahí que los niños intoxicados con salmonelosis se sitúen aproximadamente en esta franja de edad. Los menores afectados sufren síntomas típicos de un síndrome gastrointestinal, como diarreas, vómitos o fiebre. De los 37 casos confirmados en Francia, 18 bebés necesitaron ser hospitalizados, aunque se han recuperado por completo.

¿Cómo se produjo la contaminación?

Lactalis Nutrición Ibérica ha dicho que se ha encontrado "una posible contaminación leve dispersa" en la fábrica de Craon, después de realizar un análisis de las instalaciones. La planta, que fue cerrada el pasado 8 de diciembre, pudo haberse contaminado con Salmonella por culpa de unas obras realizadas en el primer semestre de 2017, según la empresa, aunque su versión no ha sido confirmada, a la espera de concluir las investigaciones oficiales. En el año 2005, la misma fábrica de Craon vivió un brote similar de Salmonella, según lo publicado en Eurosurveillance.

¿Dónde hay casos de leche contaminada?

La crisis de la leche infantil contaminada ha golpeado mayoritariamente a Francia. Según los análisis del Instituto Pasteur revelados por AFP, se ha confirmado el caso mencionado del bebé afectado en España y se sospecha de otro más en Grecia. Aunque el riesgo podría ser mayor, dada la amplia distribución de los productos de Lactalis fuera del país galo, lo cierto es que por el momento la crisis no se ha extendido en muchos más países.

¿Puede haber Salmonella en otros alimentos?

La bacteria del género Salmonella está detrás de numerosos casos de intoxicación alimentaria, aunque existen otros microorganismos que pueden contaminar la comida, tales como Escherichia coli, Shigella o Campylobacter.

A día de hoy se considera que la salmonelosis es la principal enfermedad de transmisión alimentaria, con más de 100.000 casos anuales en Europa, y pérdidas superiores a los 3.000 millones de euros, según datos de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés).

La incidencia de la salmonelosis en España, al igual que en otros países desarrollados, ha aumentado en los últimos años, de acuerdo con un informe del Ministerio de Agricultura. Las fuentes más importantes del patógeno bacteriano son alimentos como los huevos, la carne, la leche y los productos lácteos, el pescado y los mariscos.