Apple enfocará 2018 en hacer de iOS un sistema operativo más rápido y seguro, en vez de agregar nuevas características, de acuerdo a un reporte de Axios. Esto significa que se atrasarán algunos de los planes para este año y serán lanzados en 2019.

La decisión fue anunciada por Craig Federighi a inicios de enero a los integrantes de los equipos de desarrollo de software dentro de la compañía. Apple ha recibido severas críticas durante los últimos meses después del lanzamiento de iOS 11. El problema más grande que han tenido, sin duda alguna, ha sido el tema de la reducción de desempeño en dispositivos más antiguos a medida que la batería se degrada.

La reducción en el desempeño, para conservar la salud de la batería, ha sido motivo de demandas e investigaciones a la compañía en varios países, incluyendo Francia.

Apple arrancó un programa de reemplazo de baterías por precio significativamente reducido en todo el mundo en todos los teléfonos a partir del iPhone 6, independientemente de su estado.

iOS se acerca a la estrategia de actualización de macOS

Después del lanzamiento de macOS Leopard, se inició una estrategia de actualización en la cual un año se enfoca en nuevas características y el siguiente año el enfoque es en mejoras de desempeño, seguridad, eficiencia y estabilidad. De esa forma la siguiente versión del sistema operativo fue Snow Leopard. Lion tuvo Mountain Lion y al año siguiente de Sierra, se lanzó High Sierra, versión actual del OS para Mac.

Aún así, de acuerdo al reporte de Axios, algunas nuevas características nuevas sí que llegarán a iOS 12, sobre todo en el campo de la realidad aumentada. Otras mejoras como nueva pantalla de inicio, mejoras en la interfaz cuando se está conduciendo o edición de fotografía se atrasarían hasta 2019.