El uso de noticias falsas y publicidad engañosa por parte de Rusia a la hora de inferir en la elección de Donald Trump en Estados Unidos y durante el Brexit en Reino Unido
ha puesto a las redes sociales en jaque. Por un lado, tanto Facebook como Twitter se muestran reticentes a la hora de aportar datos sobre la injerencia de Rusia en los procesos, pese a ya haber asumido un papel activo en las investigaciones, mientras que por otro buscan fórmulas para investigar la compra de campañas publicitarias en sus redes. Especialmente en el caso de Facebook.

https://hipertextual.com/2018/01/injerencia-rusia-facebook-twitter

Mientras la compañía de Zuckerberg colabora con los servicios de intelegencia británicos y el FBI en Estados Undidos, y Twitter medita si coopera o no, la red social por excelencia ha decidido tomar medidas por la vía de la adquisición. Como suele ser habitual en estos casos.

Facebook ha anunciado la compra total de Confirm.io. La startup con sede en Boston es la orgullosa propietaria de una API, ahora propiedad de Facebook, que a través de sistemas biométricos sería capaz de verificar rápidamente tarjetas de identificación gubernamentales, como licencias de conducir o documentos de identidad, y confirmar si estas son auténticas o no. En cualquier caso, no es la primera experiencia de Facebook con sistemas biométricos; ya en 2016, la red social implementó un sistema de reconocimiento facial
para el etiquetado de imágenes y el desbloqueo de la aplicación. No sin algunos problemas legales por medio.

https://hipertextual.com/2016/05/facebook-reconocimiento-facial-2

En estos momento, la web de Confirm.io ya se encuentra deshabilitada y confirmando su adquisición por parte de Facebook. De esta manera, todo el equipo de la startup se traslada a la gran familia de la red social que, a partir de ahora, trabajará para adaptar la API de la compañía al sistema de compra de publicidad en Facebook.

Desde su fundación en 2015, Confirm.io ha sido capaz de levantar 4 millones en rondas de financiación, justo antes de ser adquiridos por Zuckerberg. Una compra que viene en un momento apropiado para la red social, justo cuando un gran número de legisladores en Estados Unidos han mostrado su preocupación por la dificultad de la compañía de identificar a todos aquellos que operan en sus sistema de publicidad con cobertura en todo el mundo. Y lo que es más importante, la capacidad de estos de ifluir en elecciones o comicios. De esta manera, Facebook sería capaz de controlar esas publicaciones y además de contar con un relatorio exhaustivo de quién publica y quién no. Y no sólo para las cuestiones de publicidad. La idea de Facebook sería implementar el sistema de Confirm.io en la propia seguridad de los datos de cualquier usuario: aquellos que tengan una cuenta pirateada, bloqueada o hayan perdido la contraseña sin remedio podrán usar sus identidades para acceder a sus datos personales.