El Colegio Oficial de Médicos de Valencia no encuentra "falta alguna al Código Deontológico" por parte de los facultativos que llevan a cabo pseudoterapias. Esa es la respuesta oficial que ha dado la entidad ante una denuncia interpuesta por la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (APETP) hace unos meses, en la que acusaba a 56 médicos de Valencia de realizar prácticas cuestionables sin evidencia científica, tales como la terapia ortomolecular contra el autismo, la auriculopuntura frente a la esclerosis múltiple o la hidrocolonterapia, una práctica que consiste en introducir agua por el ano.

Uno de los denunciados por la APETP es Rafael Torres, un médico que realiza la hidrocolonterapia y la ozonoterapia en su consulta privada. Este facultativo, que fue codirector del Máster en Medicina Naturista, Acupuntura y Homeopatía cancelado por la Universitat de València, también es consejero tercero de la Junta Directiva del Colegio de Médicos de Valencia. Torres, que además preside la Asociación de Médicos Naturistas, ha sido acusado de ofrecer la terapia con ozono en pacientes afectados por VIH, entre otras indicaciones, según desveló Brais Cedeira en un reportaje publicado por El Español.

La Organización Médica Colegial, que puso en marcha junto con la APETP un Observatorio contra las Pseudociencias, Pseudoterapias, Intrusismo y Sectas Sanitarias, asegura que la hidroterapia de colon es una propuesta mayoritariamente pseudoterapéutica", además de calificarla como una "técnica muy peligrosa que no ha demostrado ningún efecto beneficioso para el organismo". Sin embargo, el Colegio de Médicos de Valencia no cree que el miembro de su Junta Directiva incurra en ninguna falta al Código Deontológico. Esta normativa señala que los pacientes tienen derecho a una atención médica "de calidad humana y científica" y que el ejercicio de la Medicina "es un servicio basado en el conocimiento científico".

colegio de médicos de valencia
Imagen de archivo del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Valencia, donde aparece la presidenta de la entidad, Mercedes Hurtado. Fuente: COMV

La APETP había solicitado al Colegio de Médicos de Valencia una reunión con la Junta de Gobierno vetando expresamente la participación de Torres. El consejero asegura en su página web que la hidroterapia de colon es una "técnica diagnóstica y preventiva" en la que se introduce agua por el ano mediante una suerte de manguera y se recoge el agua sucia que va saliendo con restos de heces y otras sustancias. "Esta técnica es cómoda, limpia, inocua e indolora y está indicada para cualquier edad, como medida preventiva para mantener la salud", afirma Torres en su página web. Sin embargo, una revisión publicada en la revista American Journal of Gastroenterology negó que hubiera beneficios clínicos relacionados con la hidrocolonterapia y señaló que sí existían numerosos casos que demostraban los efectos adversos de esta pseudoterapia.

"La técnica es una absoluta majadería", explica a Hipertextual el doctor Fernando Gomollón García, gastroenterólogo del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza y miembro de la Asociación Española de Gastroenterología. "El colon no tiene que estar 'limpio' —su estado natural, fisiológico y positivo, es 'sucio'. Por ejemplo la fuente calórica más importante para los colonocitos (las células epiteliales de la mucosa) la constituyen los ácidos grasos de cadena corta procedentes de la luz intestinal, del metabolismo bacteriano en esas fermentaciones que su web considera como malas o peligrosas", añade el especialista. En otras palabras, las células que recubren el intestino grueso aprovechan las sustancias que producen los microorganismos del interior del cuerpo como fuente de energía.

colegio oficial de médicos de valencia
Junta Directiva del Colegio Oficial de Médicos de Valencia, en la que está incluido Torres.

Gomollón también critica que Rafael Torres describa el tubo digestivo como "similar al de los animales herbívoros". En realidad el intestino de los seres humanos es "de omnívoro, con más contribución de carnívoro que procesa antes la mayoría de los alimentos", según cuenta a Hipertextual. El fundamento científico de la hidroterapia del colon "es nulo", confirma el gastroenterólogo, miembro del Grupo de Investigación en Patología Digestiva de la Fundación del Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón. Tampoco es cierto que la hidrocolonterapia sea inocua ya que su realización puede entrañar riesgos que, aun no siendo numéricamente demasiados, deben considerarse como "inaceptables al ser nulo el beneficio", resalta. Uno de los peligros es la perforación del colon con la cánula o por la presión excesiva, según un trabajo publicado en Journal of Alternative and Complementary Medicine, que pueden resultar en la muerte del paciente. Una opinión similar a la mantenida por Fernando Carballo, de la Sociedad Española de Patología Digestiva, quien en declaraciones al diario El Mundo tachó la irrigación colónica como "un negocio sanitario" que se vende "como una solución [...] que no tiene ningún tipo de fundamento, mientras que el daño que puede realizar al paciente si podría ser muy serio".

"Como en muchas otras ocasiones en las pseudociencias se visten una sarta de sandeces con algunas afirmaciones aparentemente científicas, y por supuesto se vende todo con batas blanquísimas y fotografías de sitios con aparente disponibilidad de aparatos técnicos", opina Fernando Gomollón. "Para poner un enema no hace falta tecnología alguna", zanja Gomollón. Además, a diferencia de los clásicos enemas y lavativas, la hidroterapia de colon puede llegar a introducir hasta 60 litros de agua en el intestino sin que sean retenidos, según un estudio publicado en Journal of Family Practice que advertía de los riesgos de esta técnica. Según ha podido saber Hipertextual, Torres ofrece la primera sesión de hidrocolonterapia por ochenta euros. A partir de ahí el coste se reduce a la mitad, cuarenta euros, aunque desde su clínica no determinan el número de tratamientos necesarios ni tampoco su periodicidad.

Se lavan las manos sobre las pseudoterapias

En el escrito de respuesta a la APETP, el Colegio de Médicos de Valencia, que representa a casi quince mil facultativos en la provincia, tampoco se moja sobre "la validez científica de la homeopatía y otras terapias", ya que "la debe estipular la Universidad o el Estado". El organismo no se pronuncia sobre los informes que denuncian que este tipo de prácticas representan un riesgo para la salud, al generar falsas expectativas en los pacientes, que podrían optar por abandonar los tratamientos avalados por la evidencia científica. Ese fue precisamente el caso de un niño italiano que murió por una otitis después de que sus padres le trataran con homeopatía y no con antibióticos.

La denuncia de la APETP llegó poco después de que la Generalitat Valenciana declarase la guerra a la homeopatía y otras pseudoterapias. En palabras de Carmen Montón, consellera de Sanitat Universal i Salut Pública, "la buena práctica médica está ligada a la evidencia científica". El Govern ha propuesto la prohibición de la promoción, publicidad y desarrollo de estas técnicas sin evidencia en los centros públicos al considerar que la "falta de información" o la "desinformación interesada pone en riesgo el derecho a la salud" de los pacientes. Hipertextual se ha puesto en contacto para la realización de este artículo con el Colegio Oficial de Médicos de Valencia y con la Organización Médica Colegial, sin recibir respuesta por el momento.

👇 Más en Hipertextual