Un trágico suceso ha conmocionado a Italia. Un niño de siete años, natural de Cagli, ha fallecido esta mañana en un hospital de Ancona, en el centro del país, por culpa de una otitis. Según informa Corriere della Sera, el menor había recibido solo homeopatía para tratar la enfermedad durante las dos últimas semanas y no había sido atendido por ningún profesional sanitario. Cuando el estado de salud del niño empeoró, los progenitores le llevaron al hospital, pero ya era demasiado tarde. La infección se había extendido hasta provocarle la muerte cerebral. Los médicos han intentado salvar al pequeño administrándole antibióticos en el último momento e incluso le habían operado de urgencia para eliminarle la infección. Por desgracia, no ha sido suficiente.

Los padres habían rechazado el uso de antibióticos desde que el menor tenía tres años. El pequeño había sufrido otitis en anteriores ocasiones, y su familia había recurrido al mismo homeópata que le atendió en esta ocasión. Como informan los medios locales, las infecciones pasadas habían sido de menor gravedad y se habían curado a los pocos días, algo que no ocurrió esta vez. El abuelo del niño ha culpado al homeópata de la muerte del menor; según su versión, Massimiliano Mecozzi, el pseudomédico que ejerce en Pesaro, presuntamente habría llegado a decir a la familia que "o recurrían a la pediatría o recurrían a él". El homeópata supuestamente también les dijo que, en el caso de llevar al niño al hospital, le darían tachipirina (paracetamol), que le dejaría sordo y en coma hepático, según ha declarado el abuelo del menor a la prensa.

Durante dos semanas, Mecozzi recetó tratamientos homeopáticos para la otitis que padecía el menor. La infección se fue agravando y el niño comenzó a sufrir síntomas más graves como vómitos, fiebres muy altas y pérdida de consciencia. Los padres decidieron entonces llevar al pequeño de 7 años al hospital de Urbino, donde los médicos le realizaron un TAC para comprobar el alcance de la infección, que había llegado a afectar al cerebro.

homeopatía
La homeopatía es una terapia que no ha demostrado mayor efecto que el placebo. Imagen cedida por Boiron.

Se decidió posteriormente trasladar de urgencia al menor un hospital más grande, situado en Ancona, donde se le administraron antibióticos y se le practicó una cirugía para tratar de eliminar la infección. Lamentablemente, no ha sido suficiente y el niño ha sido declarado clínicamente muerto esta mañana. Según informa el periódico italiano La Stampa, el hospital de Ancona ha trasladado el caso a la Fiscalía para que inicie una investigación sobre lo sucedido.

La otitis es el término que se utiliza para referirse a la infección e inflamación del oído. Dicha infección puede ser causada por un virus, en cuyo caso los antibióticos no son eficaces, o por bacterias como Streptococcus pneumoniae, Moraxella catarrhalis, Haemophilus influenzae o Alloicoccus otitidis. Si se determina que la otitis está provocada por bacterias, los médicos recetarán antibióticos que se deben tomar según las pautas recomendadas, siempre sin abandonar el tratamiento. Las otitis son consideradas un problema menor que mejora a los pocos días, aunque en ocasiones raras puede haber complicaciones más graves, como ha sucedido en el caso del menor fallecido.

La homeopatía, a pesar de sus defensores, no ha demostrado mayores efectos que los del placebo, tampoco en el caso del tratamiento de la otitis. Así lo han confirmado entidades como el Servicio Nacional de Salud y el Comité de Ciencia y Tecnología de Reino Unido, el Consejo de Investigación y Medicina de Australia, el Colegio de Estados Unidos de Toxicología Médica y de Toxicología Clínica y diversos estudios publicados en The Lancet, The Lancet (II), Nature, British Journal of Clinical Pharmacology, Journal of Clinical Epidemiology o Journal of Law and Medicine.