Las denuncias de este 2017 contra el acoso sexual en Hollywood han provocado que se ponga fin a una situación que parece ser más que común en la industria y en la que las acusaciones aumentan cada día. Además de los escandalosos casos del productor Harvey Weinstein, la polémica ha puesto en el punto de mira las agresiones a hombres como Anthony Rapp, quien fue acosado por Kevin Spacey. Para el productor de Hollywood Gary Goddard la acusación afronta un doble problema: el acoso sexual y los abusos a menores de edad.

Un artículo de Los Angeles Times ha reunido las historias de ocho hombres, los cuales han afirmado haber sido acosados o agredidos por Goddard cuando eran niños. El productor se convirtió en una de las personas más importantes del mundo del teatro y trajo varios talentos jóvenes a Hollywood para que dieran el paso al cine. Estos niños fueron apodados como Goddardites y, alrededor de 40 años después, algunos de ellos han revelado la oscura realidad sobre su relación con Gary Goddard.

El productor acabó haciendo sus pinitos como director en el filme Masters of the Universe (1987) y, finalmente, acabó dedicándose también al diseño de parques temáticos para crear su propia empresa The Goddard Group.

El actor Anthony Edwards (Top Gun) fue el primero en volver a poner en el punto de mira a Edwards después de que ya fuera demandado en 2014 por abuso sexual a menores de edad en las décadas de 1990 y 2000. Al final, la demanda fue desestimada, pero Edwards decidió contar su historia el pasado mes de noviembre para reclamar justicia. Aproximadamente un mes después, la acusación del actor ha animado a otros hombres a explicar sus casos.

Goddard trabajaba con varios menores de edad en un grupo de teatro de Santa Bárbara, donde dirigió producciones para jóvenes como Oliver! y Jesucristo Superstar.

Durante la gira de la obra Peter Pan, Anthony Edwards afirmó que el productor abusó sexualmente de él. "Este es un hombre atraído por los niños pequeños y atraído de la manera más enferma", señaló.

Bret Nighman, otro de los jóvenes actores que participó en la obra, confirmó que vio cómo Goddard se metió en la cama de Edwards para abusar de él. Él mismo sufrió los comportamientos del productor, con quien tuvo que pelear físicamente para mantenerlo fuera de su cama.

El ex actor Mark Driscoll también relató los abusos de Goddard, así como Linus Huffman, quien explicó que le puso las manos en las piernas después de una actuación y le dijo que estaba muy orgulloso de él, para pasar la mano por su entrepierna.

Unos 40 años después de que tuvieran lugar estas agresiones, las víctimas han decidido explicar sus historias para intentar poner fin a estos comportamientos y evitar nuevos casos. Las acusaciones han sido puestas en duda y calificadas como "llenas de insinuaciones y rumores", a pesar de que no es la primera vez que el productor se enfrenta a este tipo de situaciones. Las denuncias de 2014 acabaron siendo desestimadas pero cabe la posibilidad que estas nuevas historias pongan de nuevo a Gary Goddard en el punto de mira de la justicia.