Justin Roiland y Dan Harmon han creado una de las series más destacadas de animación para adultos de todos los tiempos: Rick y Morty. No sólo es una mezcla impresionante de ciencia ficción, humor y referencias de la cultura popular sino que, además, se ha encumbrado como una serie única, irreverente y sorprendentemente profunda, aguda y memorable.

Creada para Adult Swim también podemos disfrutarla en Netflix (las primeras dos temporadas) y en España en TNT. En los pasados meses se ha emitido la esperada tercera temporada de esta serie protagonizada por Rick y Morty al lado del resto de la familia Smith y un sinnúmero de personajes de todo el multiverso.

Hace muy poco se terminó de emitir el décimo y último episodio de la temporada. Un cierre de temporada épico para una entrega que ha llegado a un nivel de humor y comedia de lo más alto. Es verdad que el humor de Rick y Morty puede alejar a ciertas personas, pero para los fanáticos de la serie el río de referencias, parodias y críticas parecen interminables y atrayentes.

Si hay algo qué agradecer a Rick y Morty son los giros que toma. Ninguna cosa se puede dar por sentado y cada episodio está lleno de sorpresas, algunos necesitan dos o tres vistas para captar el tumulto de locuras que suceden; sin duda siempre encontraremos nuevas cosas por las cuales reír... o pensar.

Las temporadas de esta serie han sido muy bien recibidas, calificadas con envidiables notas en los sitios especializados. Y es que estamos ante un show que es completamente inteligente y trata a su público como tal. Además lleva a otro nivel la ciencia ficción, el humor y las series para adultos.

Temporada tres

Lo único malo de la tercera temporada es que es finita. Que todo lo que nos presenta en esta entrega sólo nos deja con mucho más apetito de esta inigualable serie. Fue el 1 de abril (en el April Fool's Day en Estados Unidos) que se estrenó por sorpresa y sin anuncio previo el primer episodio de la temporada 3. Los fans del mundo universo perdieron la razón pues tenían esperando nuevos episodios desde mucho tiempo atrás y muy poco se decía al respecto.

Lo cierto es que luego del final de temporada de la segunda entrega, en el mítico episodio "The Wedding Squanchers", la serie demostró no sólo hacer una temporada impecable e hilarante sino un cierre que puso su propia marca muy en alto. Luego de un 2016 sin tener noticias concretas de la nueva entrega y muchas especulaciones, llegó el 1 de abril y poco más tarde el anuncio de que el 30 de julio comenzaría a emitirse la tercera temporada. Cuando fue estrenado el segundo capítulo, "Rickmancing the Stone", se volvió a demostrar que los alocados creadores saben muy bien lo que hacen.

Sin duda todos los nuevos episodios merecen mucho la pena. Nos dan muchos hilos y situaciones muy profundos, además de nuevas dinámicas y dramas de nuestros personajes. Eso sí, cuando llega el capítulo 7, "The Ricklantis Mixup", la serie demuestra que puede superar sus propios logros, se trata de un episodio vertiginoso, inteligente, profundo y lleno de elementos que cambiarán la serie para siempre.

Realmente da gusto hablar de una serie tan interesante y única como esta. En otras ocasiones hemos recomendado varias series animadas que merecen la pena, algunas para niños que los adultos no deben perderse y otras que han destacado en los últimos años. Con todo y esto, Rick y Morty es tan sui generis que sería equivocado tratar de resumirla o encajarla en una sola categoría. Lo que sí es urgente es verla y unirse a esta locura universal que afecta a todo aquel que la ve.

Wubalubadubdub!