Era una cuestión de tiempo y un resultado casi anunciado: los problemas de fabricación del iPhone X dada su complejidad han generado lo que más o menos todos esperábamos. Tras abrirse el período de reservas a las 9 de la mañana (hora de España) solo unos pocos afortunados (y en un número por determinar) han podido hacerse con el iPhone X, puesto que el terminal ha cambiado su entrega esperada para el 27 de noviembre a más de cinco semanas.

Tal como se venía apuntando estas semanas atrás, la demanda inicial del iPhone X ha superado muy por encima la oferta inicial, tanto que en Estado Unidos los terminales disponibles para reserva se han agotado en poco más de 10 minutos, y numerosos usuarios han reportado, tanto dentro como fuera de Estados Unidos, algunos problemas a la hora de realizar la reserva por la avalancha de solicitudes, de casi 12 millones, en los primeros momentos tras la "apertura" de las tiendas onlines de Apple.

De momento, eso sí, todavía queda esperanza para hacerte con un iPhone X el día de lanzamiento, puesto que tal como confirmó Apple habrá terminales disponibles para los más madrugadores en la Apple Store, pero se espera que este caso la disponibilidad sea aún más reducida que en la reservas online, por lo que si quieres hacerte con uno de estos smartphones te tocará hacer cola desde bien temprano en las Apple Store.

El iPhone X estará disponible el 3 de noviembre desde los 1.159 € en España y los $23.499 en México.