Las denuncias en contra de Harvey Weinstein siguen creciendo. Después de que el escándalo de acoso sexual contra decenas de actrices saliera a la luz y las víctimas empezaran a contar sus historias, la Policía de Reino Unido, de Nueva York y de Los Ángeles desempolvó varios casos presentados contra el productor desde los años 80 y que habían sido arcivados. Lejos de solventarse, los problemas siguen creciendo y las autoridades británicas están ampliando su investigación en la que se acusa a Weinstein de abusar sexualmente de al menos siete mujeres dentro y fuera de Reino Unido.

En total, se han reportado once incidentes entre 1980 y 2015 y, en la última semana, se han presentado tres personas ante las autoridades para presentar una denuncia, informó Scotland Yard este martes 31 de octubre.

La investigación, llamada Operation Kaguyak ha desvelado que dos de los once casos tuvieron lugar fuera de Reino Unido. A pesar de que no se han especificado las ubicaciones, la Policía dijo que informará a las autoridades correspondientes.

La primera acusación de agresión sexual se presentó el pasado 11 de octubre con la Policía de Merseyside. Una mujer afirmó que había sido agredida por un hombre en la década de los 80 y, tres días después, las autoridades recibieron denuncias de que el mismo hombre había agredido a otra mujer en Westiminster en 2010 y 2011. El 15 de octubre otra víctima denunció haber sido agredida por el mismo sujeto en 1992.

Las últimas denuncias se han presentado este fin de semana pasado aunque, por el momento, no se ha realizado ninguna detención.

Mientras se investigan los diferentes casos de acoso y agresión sexual, Harvey Weinstein ya no es bienvenido en el mundo del cine británico. Desde que más de 50 mujeres anunciaran que fueron víctimas del productor, este ha dejado de formar parte de la Academia Británica de las Artes Cinematográficas, que otorga los premios BAFTA, y su confraternidad con el British Film Institute ha sido revocada.

Por otro lado, Harvey Weinstein ha sido despedido de la empresa que fundó junto con su hermano Bob, The Weinstein Company, para después demandarla por denegarle el acceso a archivos que podrían ayudar a su defensa.

Estas denuncias presentadas se unen a la reportada por la actriz Dominique Huett, quien demandó a la productora por ser cómplice de los actos sexuales inapropiados del productor.

Las mujeres que han hablado sobre sus experiencias con Harvey Weinstein se han convertido en un ejemplo de coraje y han animado a otras víctimas a no quedarse calladas. El hashtag #MeToo reunió las denuncias de millones de mujeres en Twitter y el director James Toback también fue acusado por 38 mujeres.

En una carta abierta publicada este lunes 31 de octubre, 1.800 mujeres del mundo del arte han pedido que se haga frente a los delincuentes sexuales. El texto, publicado en Not Surprised ha sido firmado por artistas, comisarias y administradoras de arte como Barbara Kruger, Laurie Anderson, Cindy Sherman.

Nos han manoseado, socavado, acosado, infantilizado, despreciado, amenazado e intimidado aquellos en posiciones de poder que controlan el acceso a recursos y oportunidades. Hemos retenido nuestras lenguas, amenazadas por el poder ejercido sobre nosotras y las promesas de acceso institucional y promoción profesional.

👇 Más en Hipertextual