Luego del escándalo en torno al productor Harvey Weisntein, se siguen alzando las voces. Esta vez lo han hecho en contra de James Toback, quien ha sido acusado por 38 mujeres de acoso sexual durante la década de los ochenta, de acuerdo a un reportaje publicado por Los Angeles Times (LA Times) el 22 de octubre.

Las víctimas relataron al medio estadounidense en entrevistas independientes que el modus operandi del director de cine y escritor estadounidense nominado a un Oscar por el guion de Bugsy (1991) era invitarlas a la habitación de un hotel, al tráiler de una película o a un parque público como Central Park con el pretexto de que era una entrevista o audición de trabajo; encuentros que terminaban siendo el escenario perfecto para acosarlas sexualmente.

Bobak Ha'Eri/Wikimedia Commons

Durante estas reuniones, dijeron muchas de estas mujeres, el director de 72 años de edad solía jactarse de sus presuntas conquistas sexuales con famosas y luego las humillaba haciéndoles preguntas personales inapropiadas. Finalmente, les decía que no funcionaba correctamente a menos que se "la sacudiera" varias veces al día y luego se rozaba contra ellas o masturbaba delante, dejando los residuos en sus pantalones o cuerpos.

Todas las entrevistadas estaban buscando trabajo, habían sido contratadas por Toback o él simplemente las había visto en la calle y además tenían 20 años o menos en aquél momento. Y de las 38, 31 proporcionaron su nombre y apellido. El medio también entrevistó a otras víctimas que informaron de los incidentes cuando ocurrieron.

En la lista de las víctimas de Toback se encuentran las actrices Adrienne LaValley, Terri Conn y Starr Rinaldi, así como la guitarrista y vocalista de Veruca Salt, Louise Post, y la radio reportera de Los Ángeles Anna Scott.

"La forma en la que él lo presentó, fue como, 'Así se hacen las cosas'", recordó LaValley sobre un encuentro en una habitación de hotel en 2008, que terminó con Toback tratando de frotar su entrepierna contra su pierna. Cuando ella retrocedió, se levantó y eyaculó en sus pantalones. La actriz concluyó:

Me sentí como una prostituta, una absoluta decepción para mí, mis padres, mis amigos. Y no merecía contarle a nadie.

Tras destaparse el caso Weinstein, Kelley Raleigh escribió en su cuenta de Twitter el 16 de septiembre: "Yo tengo mi propio historia sobre #jamestoback de cuando tenía 18 años. Fue vil y repugnante. Él tenía alrededor de 50 en ese momento. Por eso es que le creo a ella (Amber Tamblyn‏)".

Por su parte, la vocalista de Veruca Salt conoció a Toback en 1987 cuando asistía al Colegio Barnard. Post aseguró que acudir al departamento del director de cine ha sido una fuente de humillación durante los últimos 30 años y recordó:

Me dijo que no hay nada que amaría más que masturbarse mirándome a los ojos.

Como suele ocurrir, ninguna contactó a la policía en ese entonces. De acuerdo con al LA Times, Toback negó todas las acusaciones y dijo que él nunca las había conocido, o bien, que las habría visto si acaso cinco minutos y no se acordaba de ellas. Asimismo, alegó que le hubiera sido biológicamente imposible dicho comportamiento durante los últimos 22 años a causa de su diabetes y una afección cardíaca que requería medicamentos.