En la 70 edición del Festival de Cannes, la polémica entre uno de los premios del cine más reconocidos de la industria y las plataformas de streaming estuvo en el punto de mira. El director español y miembro del jurado en Cannes Pedro Almodóvar mostró su desacuerdo en que dos películas producidas por Netflix estuvieran nominadas a la Palma de Oro; Okja, de Bong Joon Ho y The Meyerowitz Stories, de Noah Baumbach.

Almodóvar y la guerra contra Netflix en el Festival de Cannes

Según el director, las películas deben verse en una pantalla de cine y no en una televisión que forma parte del mobiliario de nuestros hogares. Asimismo, el director de Todo sobre mi madre dijo que era una paradoja que una película que no podía verse en pantalla grande fuera nominada a los premios de cine.

Después de la respuesta de Netflix, en la que Ted Sarandos destacó que "siempre será mejor ver cine en una pantalla pequeña que no verlo en absoluto", los organizadores del Festival de Cannes informaron que cualquier película que quiera competir en Cannes deberá "comprometerse previamente a ser distribuida en las salas francesas", una medida que se aplicará a partir de la próxima edición en 2018.

Meses después de tomar esta decisión, la ciudad de Cannes ha anunciado que albergará el festival Canneseries, en el que competirán las mejores series del 4 y 11 de abril del próximo año en el Palacio de Festivales, el mismo recinto donde se celebra el prestigioso festival de cine.

El certamen, que también dará espacio a las miniseries, estará presidido por Fleur Pellerin, ex ministra francesa de Cultura y la primera madrina de Canneseries será la actriz Sidse Babett Knudsen, la protagonista de Borgen.

La nueva iniciativa de la ciudad de Cannes contará con tres escenarios diferentes. El primero, el creativo, proyectará las series que competirán en el festival además de otras producciones. En la parte comercial se llevará a cabo un foto entre los productos, los creadores y los distribuidores de las series. Por último, dentro del eje educativo se escogerán a ocho personas para que se formen durante un mes mientras desarrollan un proyecto relacionado con el motivo de Canneseries.

Por otro lado, el festival contará con el apartado Canneseries Addict, donde se realizarán proyecciones gratuitas para el público o encuentros con directores o actores.

El jurado que evaluará las series todavía no ha sido escogido, pero su director, Benoît Louvet, explicó que el proyecto de Cannes tiene como objetivo organizar la mayor semana de la televisión del mundo. El nuevo certamen tendrá lugar solo unos días después del Festival Internacional de Series de Lille pero la presidenta de Canneseries resaltó que "actualmente la producción es tan rica que hay sitio para todo el mundo".

Efectivamente, la producción de las series ha aumentado significativamente en los últimos años y las series han conseguido posicionarse e incrementar su número de seguidores por la calidad de las producciones y las problemáticas que plantean. Desde la llegada de los servicios de Netflix y HBO, el número de series se ha duplicado, además de los premios que han recibido. Los organizadores del nuevo festival de series no han especificado los nombres de las series que serán nominadas y, aunque algunas de ellas sean producciones de televisiones locales, nada indica a que se dejen de lado los nuevos proyectos de los servicios de streaming. Hasta ahora, las únicas condiciones que han anunciado es que las series deberán ser de reciente creación o inéditas en el caso de sean de Francia, Reino Unido o Estados Unidos. En cuanto al género, los organizadores no han dado detalles al respecto ni preferencias.

Después de que el Festival de Cine de Cannes se haya puesto de lado de Pedro Almodóvar y haya actualizado sus condiciones para las películas nominadas, un nuevo certamen en la misma ciudad pone en evidencia la indiscutible presencia de las producciones llevadas a cabo por servicios de streaming. En este caso, las series en este tipo de plataformas son las que llevan claramente la delantera y las que reinan otros premios como los Emmy.

Netflix se burla sin saña de los terroristas en ‘Fe de etarras’

Cannes abrió hasta cierto punto sus brazos a este tipo de producciones, aunque no faltó la polémica y los críticos a esta decisión. Pero no han sido los únicos. San Sebastián estrenó durante su festival de cine una película de Netflix, Fe de Etarras, y se unió a la apuesta por las series con la proyección de dos capítulos de la serie La peste, dirigida por Alberto Rodríguez (La isla mínima), la cual estuvo fuera de concurso.

Al respecto, José Luis Rebordinos, director del Festival de San Sebastián, destacó en la agencia AFP que intentan "hacer una radiografía de lo que está pasando en el mundo audiovisual, puede haber películas de plataformas, puede haber series de televisión, puede haber un poco de todo".

Los festivales de cine parecen estar cada vez más dispuestos a tomar en cuenta las nuevas formas de consumo. En el caso de Cannes, el festival de series se realizará fuera del marco del certamen de cine. Sin embargo, su mayor presencia en estos eventos puede ser un indicio de que las series y, por ende, los servicios de streaming tienen cada vez una mayor presencia para la crítica y el consumo.

Angelina Jolie estrenará su película en Netflix y salas de cine el mismo día