Hace unos años que la actriz Angelina Jolie dio el salto como directora, donde debutó con En Tierra de Sangre y Miel sobre la guerra que azotó Bosnia de 1992 a 1995. Las acciones humanitarias de Jolie llegaron desde el principio a la gran pantalla, donde se ha centrado en muchos de los conflictos con los que también está comprometida en la vida real como enviada especial del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Este viernes 15 de septiembre, el genocidio del Jemer Rojo en Camboya llegará a los cines con First They Killed My Father: A Daughter of Cambodia Remembers.

La película se estrenará el mismo día en los cines de Estados Unidos y al mismo tiempo en el servicio de streaming Netflix. La distribuidora ha sido la plataforma escogida para estrenar el nuevo proyecto de Jolie, la cual se une a otros directores como Martin Scorsese y los hermanos Coen.

En el Festival de Cannes, el gigante del streaming estuvo en el punto de mira después de que las películas Okja de Bong Joon Ho y The Meyerowitz Stories, de Noah Baumbach estuvieran nominadas a la Palma de Oro. El director Pedro Almodóvar criticó duramente que un filme producido por Netflix pudiera optar a ganar un premio de la academia, ya que no podía verse en los cines. "Mientras siga vivo defenderé algo que muchos jóvenes ahora no conocen y que es la capacidad de hipnosis que tiene una gran pantalla frente al espectador", afirmó el director español en la última edición del festival.

Una de las actrices protagonistas de Okja, Tilda Swinton, se puso del lado de Netflix y afirmó que la mayoría de películas ganadoras de premios en Cannes no se veían en los cines, poniendo de relieve que el gigante de streaming permite que millones de usuarios vean películas que normalmente no verían en la pantalla grande.

El director Christopher Nolan se unió a la polémica y afirmó en una entrevista: "¿A quién le importa Netflix? No creo que afecte a nada, no es más que una moda, una tormenta en una taza de té". Actualmente, Netflix está presente en casi 200 países y cuenta con más de 90 millones de suscriptores. El contenido original de la plataforma ha sido una de las mayores apuestas de la compañía, al igual que otros servicios de streaming como HBO. Por su parte, Apple también ha empezado a crear su propio contenido para empezar a formar del mercado del vídeo bajo demanda.

A diferencia de Okja, la película dirigida por Angelina Jolie sí podrá verse en los cines con la misma fecha de estreno. Los usuarios de la plataforma no necesitarán ver el filme en la pantalla grande si no quieren, y podrán verlo desde el salón de su casa. Esta nueva estrategia ha sido criticada por muchos cineastas como Almodóvar y Nolan, aunque las distribuidores de cine parecen tenerlo cada vez más en cuenta.

Los estudios de Hollywood 20th Century Fox, Warner Bros. o Universal Pictures afirmaron que el plataforma de vídeo bajo demanda premium (PVOD, por sus siglas en inglés) puede empezar a ser una realidad dentro de algunos meses. Por un precio entre 30 y 50 dólares, los espectadores podrían ver en streaming los estrenos de las películas poco después de su estreno en los cines. El objetivo de este proyecto es que las distribuidoras compenses sus pocos ingresos con la venta de DVD y la bajada de asistentes a las salas de cine.

Esta iniciativa cada vez más realista ha puesto de relieve la importancia cada vez mayor de los servicios de streaming. Los modelos de negocio y el impacto para las empresas todavía tienen que evaluarse y analizarse pero, a pesar de las críticas de algunos cineastas, el streaming ha empezado a posicionarse como el futuro del cine.

Angelina Jolie ha contado en su película como directora la cruda realidad durante la segunda mitad de los años 70 en Camboya, el país natal de uno de los hijos adoptados por Jolie y su ex marido Brad Pitt, Maddox Chivan Jolie-Pitt. First They Killed My Father: A Daughter of Cambodia Remembers es una adaptación de las memorias de la activista Loung Ung durante los años de dictadura del Jemer rojo. A través de la perspectiva de una niña de cinco años, la película muestra el hambre, las ejecuciones y los trabajos forzados de 1975 a 1979, donde se calcula que murieron cerca de 1.7 millones de personas.

"Quería comprender por lo que los padres de mi hijo (mayor) pudieron haber pasado y quería conocerle mejor y quería conocer este país mejor y espero haber hecho honor a aquellos que sobrevivieron, y a la historia de mi querida amiga", afirmó Jolie durante el estreno de la película en la ciudad camboyana de Siem Reap.

El último proyecto estará disponible a partir de este viernes 15 de septiembre para todos los usuarios de Netflix y en alguna salas de cine en Estados Unidos.