DJI ha estado en la opinión pública estas últimas semanas por la prohibición de su uso por parte del Ejército de los Estados Unidos y por los cambios en el firmware, que impiden su vuelo en algunas regiones prohibidas con la intención de luchar contra el uso de drones en manos del terrorismo. La update, enfocada para su modelo más pequeño, el Spark, arregla algunas funciones relacionadas con comportamientos erráticos que han reportado algunos usuarios de DJI.

Lo importante del asunto es que DJI ha anunciado que pone como fecha tope el 1 de septiembre para que todos los poseedores de un DJI Spark actualicen el aparato a la última versión, lanzada a principios de esta semana. Y es que la compañía ha confirmado en una nota de prensa que activarán el Kill Switch en todos los dispositivos no actualizados tras esa fecha, imposibilitando el vuelo del drone de forma definitiva y dejándolo inservible.

https://hipertextual.com/analisis/dji-spark

Si el firmware de la aeronave o de la batería no se actualiza antes del 1 de septiembre, los Spark no podrán despegar. DJI ha decidido que la opción de una actualización de firmware obligatoria es la mejor forma de maximizar la seguridad en el vuelo y la fiabilidad del producto, algo que consideramos una de las principales prioridades.

De momento ya hay grupos de usuarios criticando la acción de DJI de hacer las actualizaciones de sus drones obligatorias, pero en este caso, al ser una cuestión relacionada con la alimentación en vuelo, que puede poner en peligro la seguridad de las personas y los bienes, lo lógico es mantener los drones en el suelo hasta que sea seguro su vuelo.