Días atrás contábamos que al CEO de Wistron, Robert Hwang se le fue la lengua confirmando que el próximo iPhone tendría carga inalámbrica.

Las declaraciones del CEO de Winstron tienen mucho valor ya que es uno de los ensambladores del iPhone en India, a quienes contrataron para empujar sus productos en la región y para cumplir regulaciones locales.

Ahora John Gruber ha sugerido que, aunque el iPhone tendrá las capacidades para la carga inalámbrica inductiva, similar al Apple Watch, esta función no estará activada cuando el teléfono sea anunciado y lanzado a la venta.

También dice haber escuchado que la carga inalámbrica será posible por medio de un accesorio que tendría que ser adquirido de forma separada. Se esperaba que el próximo iPhone incluya el cargador inductivo en la caja, tal vez no sea así.

En caso que esto sea cierto, lo más probable es que la producción del accesorio sea el problema, que este empiece a venderse más tarde y la carga inalámbrica sea activada por medio de una actualización de software, si es que hace falta.

Otro reporte por parte de Ming-Chi Kuo de KGI Securities aseguraba que el sistema de carga inalámbrica inductiva del próximo iPhone será el estándar propuesto por el Wireless Power Consortium al cual Apple se unió meses atrás.

En caso que esto sea cierto, el próximo iPhone podría ser cargado con decenas de dispositivos inductivos que ya están disponibles en el mercado actualmente. Sólo quedaría saber si Apple lo permitirá o si únicamente se podrá usar cargadores fabricados por la marca por medio de algún tipo de limitación.