¿Te parecen atractivas estas paletas de hielo? Tal vez te dejen gustar cuando sepas que no son paletas comestibles, sino paletas hechas con agua contaminada.

Se trata de un proyecto artístico desarrollado por tres estudiantes de la Universidad Nacional de Artes en Taiwán, quienes colectaron muestras de agua contaminada de los ríos, lagos y playas de su país.

Las paletas muestran el estado del agua en nuestro planeta, pues contienen todo lo que suele contener el agua dulce antes de ser procesada para el consumo humano: metales pesados, arsénico, mercurio, plomo, nitratos y algunas, restos grandes de plástico

El objetivo de las cien piezas que conforman el proyecto es la de advertir de una manera bella y accesible de los efectos de la contaminación del agua.