La mexicana Jeannette Vizguerra comparte lista con personajes como el Papa Francisco, Jeff Bezos y Donald Trump. Antes de convertirse en una de las 100 personas más influyentes según la revista Time, esta mujer de 45 años se refugió en la iglesia First Unitarian Society de Denver por peligro a ser deportada y se convirtió en una figura importante en la lucha por los derechos de los inmigrantes.

Vizguerra vive en Estados Unidos desde 1997 y tres de sus cuatro hijos nacieron en tierra norteamericana. Sin embargo, la mexicana tiene una orden de deportación desde 2011 por una infracción de tráfico y por haber utilizado un número de seguridad social falso, pero la orden fue derogada en varias ocasiones. En febrero de este año, las autoridades migratorias no extendieron la disposición y Jeanette se refugió en una de las 400 iglesias que se han sumado al movimiento de las ciudades santuario para proteger a los migrantes en peligro de ser deportados a sus países de origen.

Las personas que estaban este jueves en la iglesia de Denver junto a Vizguerra gritaban a coro "¡Sí se puede!", mientras la activista por los derechos de los migrantes afirmó que este reconocimiento por parte de la revista Time es para "todos los indocumentados que están ahí fuera", informó Univisión.

El abogado de la mexicana explicó en un comunicado:

El coraje de Jeanette Vizguerra –inmigrante, madre, sobreviviente del crimen– al enfrentarse al nativismo del gobierno de Trump es un recordatorio humilde de los verdaderos valores estadounidenses de valentía, dedicación y perseverancia.

La revista Time subrayó el coraje de Jeannette al haberse convertido en una defensora de la reforma migratoria tras la llegada del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y sus duras políticas contra los migrantes. La inmigrante indocumentada lleva ocho años luchando contra la deportación y sus hijos tenían asignada la tarea desde hace años de filmar en vídeo el posible arresto que podría efectuarse en el caso de que las autoridades llegaran a casa de Vizguerra.

El movimiento creado por la mexicana pone de relieve el objetivo de los migrantes que llegan a Estados Unidos, el cual en la mayoría de los casos no es vender drogas ni cometer delitos como afirmó Donald Trump, sino "crear una vida mejor para su familia", expone Time.

La actriz y activista América Ferrera escribió el texto sobre la mexicana para la revista, en el que remarcó el poder de las injusticias de las nuevas reformas migratorias del presidente de Estados Unidos:

La actual Administración ha utilizado a los inmigrantes como chivos expiatorios, asustando a los estadounidenses para que crean que los indocumentados como Jeanette son criminales.

Jeannette Vizguerra se encuentra dentro de la categoría de Iconos de la revista, donde también se encuentran personajes como la actriz Viola Davis o el futbolista Neymar. El reconocimiento, según la mexicana, no cambiará nada de su lucha y, aunque tuviera sus documentos y se aclarar su situación migratoria, Vizguerra seguiría luchando contra las deportaciones. Como dice la misma Jeanette, el movimiento es por y para las personas "sin papeles y sin miedo".