México ha decidido decir basta a las políticas y declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. El magnate dijo que los mexicanos eran violadores y delincuentes, y ha puesto en marcha políticas como las deportaciones masivas de migrantes o la construcción de un muro fronterizo.

La Confederación Nacional de Gobernadores de México (Conago) ha decidido hacer algo al respecto y ha afirmado que denunciará el racismo y discriminación de Trump ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Durante la Reunión de la Comisión Ejecutiva de Asuntos Internacionales de la Conago, los mexicanos subrayaron que las políticas del magnate criminalizan a los migrantes y apoyaron toda medida de protección por los derechos humanos.

Los gobernadores se reunirán en Los Ángeles, California, con 50 cónsules mexicanos que se encuentran en Estados Unidos y con asociaciones que defienden los derechos de los migrantes en el país vecino.

Por su parte, Luis Videgaray, secretario de Relaciones Exteriores afirmó en su comparecencia en el Senado de la República que el Gobierno mexicano podría emprender acciones legales contra Estados Unidos a causa de las medidas antimigrantes.

Videgaray afirmó:

En caso de que Estados Unidos no respete los derechos humanos de los mexicanos y las mexicanas, no habremos de dudar en acudir a la justicia en los Estados Unidos y también a los organismos internacionales incluyendo el Alto Comisionado de Naciones Unidas.

El presidente de la Conago, Graco Ramírez, propuso la inclusión de cláusulas por la seguridad, la migración y los derechos humanos en la renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos y Canadá.

Con esta denuncia, la Conago pretende apoyar a los migrantes mexicanos ante las reformas de Trump y a todos los habitantes de la República por los comentarios discriminatorios del presidente de Estados Unidos.