Los centros de relax o spas para bebés llevan en activo varios años en países como Inglaterra, Sudáfrica, España o, desde hace unas semanas, Australia. En concreto, la ciudad de Perth inauguró hace unos meses el Baby Spa Perth centrado en hidroterapia y masajes para niños y niñas de hasta seis meses.

Las ventajas de un servicio como este para los bebés son evidentes: igual que en la natación infantil, los bebés aprovechan el agua y el parecido que establecen con su tiempo en el vientre materno para moverse libremente y fortalecer la musculatura de su cuerpo. Además, después de los agradables baños en los que flotan sin problema gracias a , son masajeados con aceites relajantes.

El Spa de Perth sube fotos de sus pequeños y monos clientes en su cuenta de Instagram y están revolucionando Internet: