Por lo general, cuesta distinguir a simple vista el sexo o género de un bebé, así como también su edad exacta. Por supuesto, los seres humanos han encontrado una solución temporal a este problema; y es llenar a su recién nacido de todos las señales segregadas por género que pueden existir.

Desde aretes y enormes lazos 'rosa' para las niñas; hasta gorritos con borlas azules y camisetas con elementos alusivos a lo que entendemos como sociedad por 'masculinidad' para los niños. Sin embargo, la inteligencia artificial no necesita ninguno de estos elementos, y ya ha logrado identificar su sexo solo con base en su temperamento.

El estudio ha sido creado por profesionales de la Universidad Estatal de Washington, en conjunto con la Universidad de Idaho. Para adivinar la edad y sexo del bebé, la computadora usó datos como la propensión de los niños y niñas a sonreír, mostrar miedo o reír. Esto, según la IA detrás, revela mucho sobre la persona en desarrollo. De hecho, ya existe una inteligencia capaz de adivinar tu sexo con solo mirar tus ojos.

Una tarea titánica

Bonnie Kittle (Unsplash)

Para el desarrollo del estudio, se usó un modelo de aprendizaje automático para analizar las muestras de temperamentos en 4.438 bebés. Por supuesto, trabajar con tal cantidad de infantes es una tarea titánica para un solo equipo, pero ambas universidades obtuvieron apoyo de fuentes que ya habían estudiado el comportamiento infantil antes. Específicamente, usaron datos de 2006 y 2019.

Se aplicó un cuestionario para medir el temperamento del bebé. Aquí, los padres debían registrar la frecuencia con la que experimentaban sus niños algunos de los 191 comportamientos distintos registrados en los infantes de 3 a 12 meses de edad. Todo esto, además, en tan solo una semana.

"Estos comportamientos se pueden categorizar en 14 dimensiones diferentes del temperamento, como la sonrisa, el nivel de actividad, la ira o frustración y el miedo. En general, la muestra recopila datos de 2.298 niños y 2.093 niñas."

Cómo funciona esta IA

Usando estos antecedentes, el equipo pudo desarrollar una inteligencia artificial con la capacidad de identificar el sexo y edad de un bebé basados en los resultados obtenidos.

Según comentan desde el estudio, la inteligencia artificial tuvo facilidad para predecir la edad sobre el sexo durante las primeras 48 semanas de vida del bebé. Sin embargo, pasado este tiempo y a medida que las muestras iban aumentando de edad; esta propensión aumentó por el lado del género, confirmando que las diferencias del mismo van marcándose a medida que va creciendo el infante.

"Es al menos sugestivo de una imagen en la que el temperamento comienza a diferenciarse por género de una manera más poderosa alrededor de un año de edad."

Maria Gartstein, autora principal del estudio y profesora de psicología en la Universidad Estatal de Washington

Por supuesto, existen un montón de influencias que pueden afectar tanto al estudio como a sus resultados. Sin embargo, la demostración parece ser lo suficientemente sólida, y señala que los primeros rasgos de socialización entre los niños y su entorno empiezan a hacerse más visibles a partir del primer año de edad; algo que ya confirmaban estudios anteriores. Esta vez, sin embargo, ha sido una inteligencia artificial la que ayudó a determinarlo.

"Fue una buena oportunidad para hacer una especie de estudio de demostración utilizando estas técnicas de aprendizaje automático que requieren conjuntos de datos realmente grandes, y que no son muy comunes en la investigación del desarrollo socioemocional.

Nos dio la oportunidad por primera vez de considerar realmente hasta qué punto las diferencias de género están informadas por la edad infantil."

Maria Gartstein