Los occidentales no somos precisamente novatos en cuanto al consumo de la cultura asiática. Desde hace un par de décadas está muy arraigada la visualización de series de animación japonesa (anime, así como los videojuegos que se producen allí y las películas de artes marciales que frecuentemente vienen de China. Sin embargo, Corea del Sur ha estado un poco más olvidada. Hasta ahora, claro.

Se conoce como “la ola coreana” a la expansión de la cultura contemporánea coreana por el resto de Asia y el mundo. La culpa de este creciente fenómeno la tiene sobre todo la industria musical. El impacto y popularidad que alcanzó el video de Gangnam Style, del artista PSY, en el año 2012, es solamente el último eslabón de una cadena de éxitos que el K-pop ha ido coleccionando en cada país en el que ha aterrizado.

La gracia es que, si el K-pop y los doramas no se rozaran en lo absoluto, esto tal vez no habría pasado. Pero, si bien no todos los actores de Corea cantan, sí todos los cantantes de Corea actúan o, al menos, lo han hecho alguna vez. Esto posibilita que las fans quieran ver a sus idols —este es el nombre con el que se conoce a los integrantes de un grupo cuando saltan a la fama— y se inicien en las series coreanas, también llamadas dramas o doramas.

Con todo, Netflix ha decidido subirse al carro y ya cuenta con diecinueve series al momento de escribir estas líneas, lo que democratiza universal e internacionalmente un contenido que antes estaba limitado a unos pocos portales donde fans para fans que se dedicaban a subtitular desde el coreano a todos los idiomas tomando los vídeos directamente de la televisión nacional —véase Viki.com o Dramafever—.

Merece la pena aclarar que la palabra ‘drama’, engaña. No todos son dramáticos, hay bastantes más de humor, de hecho. Pero hay que tener en mente que son lo equivalente a telenovelas, así que algo de romance casi nunca falta, y que también tienen sus clichés repetitivos a los que tienes que aprender a verles la gracia o te frustran. Para lo que en las telenovelas son las típicas pérdidas de memoria, embarazos falsos, celos y herencias, en los doramas son el “dos años después”, los tríos amorosos, enfermarse en cuestión de segundos, cargar a la pela a la chica dormida, los mal entendidos que se hacen poco a poco enormes y las cosas que se extienden 8 capítulos cuando se habrían arreglado en cinco minutos con un poco más de decisión.

Estas series suelen tener una veintena de capítulos de entre 20 a 40 minutos, lo normal cuando se televisan es un capítulo semanal y no suelen tener más de una temporada pues todo se resuelve en una. Las bandas sonoras son hechas en especial para la serie, a veces de mano del grupo de K-pop del actor que aparezca y sea integrante o se encarga a otra.

Ahora sí, hemos tomado cinco de todas las series disponibles, tratando de primar en la variedad del contenido y también en los clichés clásicos de este tipo de series, de manera que te puedas introducir en el mundo de los doramas y entiendas de qué van con solo unas pocas pruebas. Que lo disfrutes.

Boys over flowers

Sin duda deberías empezar por aquí por preferencia. ¿Por qué? Hay un buen puñado de razones: “Niños antes que flores” o “Los chicos son mejores que las flores” —dependiendo del país de salida— es uno de los doramas más famosos que hay, se ha mantenido arriba en los rankings de mejores series nacionales por la friolera de ocho años, de hecho, también el más antiguo de todos los que han puesto en Netflix. Algunos de los participantes eran cantantes que pertenecían al grupo musical SS501 (disuelto en 2010) y también tres de ellos están considerados los hombres más hermosos de Corea y salen en otras muchas series —la actriz principal Goo Hye Sun también es una de las más activas de Corea y es seguro que luego la veas en muchos dramas más—.

Además, la trama explota uno de los clichés más comunes en las series de este país: drama colegial con lucha por el amor en medio de diferencias de clase social. Sí, en plan Cenicienta moderna. Además, tiene amor y drama sin ser excesivamente lacrimógeno y comedia sin ser excesivamente tronchante, así que está bien para iniciarse.

Sinopsis: Geum Jan Di es una chica humilde cuya familia es propietaria de una tintorería. Un día, mientras realiza una entrega para un estudiante de la prestigiosa Escuela Superior Shin Hwa (escuela para ricos) se percata que un chico iba a suicidarse desde la azotea por culpa de los F4 y Geum Jan Di le salva la vida. Este acto hace que le den una beca para asistir a la escuela. Al principio es maltratada y aislada por los demás, pero Gu Jun Pyo, líder de los F4 y sucesor de la Compañía Shinhwa, empieza a tener sentimientos hacia ella. Yoon Ji Hoo también se enamora de Geum Jan Di y se provoca un triángulo amoroso.

Love Rain

También conocida en español como “Lluvia de amor” y otra que nunca baja en los rankings. Está protagonizada por Jang Keun Suk y Lim Yoon-a. El primero es actor, cantante y presentador de televisión. La gracia de él es que empezó a trabajar como modelo con solo cinco años y nunca ha parado de ganar premios. Como cantante estuvo en un dúo llamado TEAM H, sin embargo, sus mayores éxitos musicales fueron en solitario y su éxito como actor supera al musical. En cuanto a la actriz femenina, es miembro del grupo Girls' Generation, uno de los grupos más escuchados de la escena del K-pop.

Bien, en cuanto al drama, tiene la fama de ser uno de los más lacrimógenos. También verás en él “clichés de Seúl”, como sólo los llamo yo. Consiste en que en los dramas los protagonistas se pueden cruzar miles de veces en una de las ciudades más pobladas del mundo, lo que ya es difícil una sola vez, o salir a buscarse a pie y pretender encontrar al otro al grito bajo la lluvia. Y cuando, milagrosamente, se encuentran, cruzan con una mísera farola de por medio por la cual no se ven. Tipiquísimo.

Sinopsis: Seo In Ha, un muchacho estudiante de bellas artes, dedicaba su amor a una sola mujer: Kim Yoon Hee. Se conocieron y se enamoraron durante sus estudios universitarios en la década de los 70, pero lamentablemente su amor salió mal. Ahora, en el presente siglo XXI, el hijo de Seo In Ha, un orgulloso y arrogante fotógrafo de nombre Seo Joon conoce a Jung Ha Na (hija de Yoon Hee), una chica alegre y enérgica que estudia jardinería. Chocaron accidentalmente en una estación de tren, establecerán un romance que para Ha Na será muy especial ya que Seo Joon será su primer amor, su primer beso y la primera persona que le haya dicho que le gusta. Debido a que la madre actual de Ha Na es la causante de que el padre de Seo Joon dejara a su madre, tendrá que decidir entre lo que siente por Ha Na o dejarla para no hacer sufrir a su madre.

Age of Youth

En Netflix está bajo el nombre “Hello My Twenties” y es relativamente reciente. La gracia de este drama es que rompe totalmente con un cliché. Normalmente los dramas giran entorno a una pareja, una clase o grupo más o menos equitativo en género o bien muchos chicos y una chica. En ese caso todas las principales son femeninas; algunas son las féminas más cotizadas de Corea en lo que a actuación se refiere. En actuación destacan sobre todo Park Eun Bin y Park Hye-soo. Además de Han Seung-yeon, que destaca porque es la ex-vocalista principal del grupo Kara.

Es un drama de “slice of life” o sobre la vida misma, y los demás clichés culturales se sostienen, así que puede ayudar a comprender la sociedad coreana de forma amena. Convivencia entre personalidades diferentes, encontrar tu ‘lugar en el mundo’ estudiar mucho para ser alguien, querer un novio guapo… Además se dan situaciones embarazosas y humor femenino coreano del bueno.

Sinopsis: Cinco estudiantes universitarias con personalidades muy diferentes viven en una residencia llamada "Belle Epoque”:

Yoon Jin Myung es estudiante de último año de Administración de Empresas. Su familia no posee mucho dinero, por lo que ella siempre está ocupada estudiando y trabajando para graduarse cuanto antes .

Kang Yi Na también estudia Administración de Empresas y es popular debido a su gran atractivo. Vive rodeada de chicos, es liberal y extrovertida.

Jung Ye Eun estudia Nutrición y ama profundamente a su novio, a quien le dedica mucho tiempo. Ella es a veces demasiado clara acerca de lo que le gusta y lo que no.

Song Ji Won estudia Ciencias de la Comunicación y tiene una personalidad brillante y alegre. Está obsesionada con conseguir un novio.

Yoo Eun Jae se especializa en Psicología. Es una chica muy tímida e introvertida, al principio le cuesta adaptarse a la vida en la residencia, porque pertenece a una zona más rural.

K-POP Choikang Survival

En Netflix titulado “K-POP Extreme Survival”. Otras dos cosas que suelen pasar en los doramas: jóvenes cumpliendo su sueño de llegar a idols del K-pop y una chica que, por una situación random, tiene que fingir ser un hombre. Probablamente Go Eun Ah, la chica que finge ser un hombre, sea la más famosa de los principales, ha salido en múltiples dramas y películas. Sin embargo lo mejor de este drama no es tanto el atractivo o fama que ya tengan los principales, sino que enseña desde dentro, aunque de forma light realmente, el proceso para llegar a ser cantante de K-pop, una de las cosas que más obsesionan a la juventud de Corea.

Sinopsis: Kang Woo Hyun (Park Yoo Hwan) es el líder del grupo ficticio M2. Es un chico egoísta y con una personalidad violenta, pero con encanto y una sonrisa matadora. Ji Seung Yeon (Go Eun Ah) es una pianista que sueña ser una estrella de Hip-Hop. Ella tiene mucho talento, pero es un poco masculina. Cuando un grupo de K-pop masculino popular hace audiciones para reclutar nuevos miembros, decide que es su mejor oportunidad para entrar a la industria. El obstáculo es que es una banda sólo de chicos, y ella tendría que vestirse como un chico para intentarlo.

A Man Called God

Para imponer variedad. Este dorama es de acción, probablemente constituya lo que en Corea entienden por un antihéroe. También los personajes son todos más adultos que en los anteriores, sobre la frontera de los 35. Han Chae Young, una de las actrices principales, es bastante cotizada por sus papeles notables en varios dramas; Kim Min Joong, que también aparece, también lo es, sobre todo en películas de acción.

Por su parte, la mafia suele ser un tema central en las películas de acción y policiales. En ellas, el malo al final puede que no fuera tan malo, también suele pasar que quieran venganza por algo. Bueno, más o menos de eso va este drama. No puedo decir mucho más sin hacer spoilers porque la acción tiene una trama escueta en en este tipo de series.

Sinopsis:
Choi Kang-ta es un súper agente con reputación de tener poderes similares a un dios. Cuando era un niño, perdió a sus padres y fue adoptado por una pareja estadounidense. Al convertirse en un adulto, decide regresar a Corea para vengarse de el asesino de su padre.

Es necesario terminar diciendo que el mundo de los doramas es mucho más rico, **aún Netflix tiene muchísimo que añadir**. Anteriormente hicimos un artículo con los más famosos, en lo que respecta a audiencia en televisión, por si quieres ojear algunos más aunque en Netflix no estén aún disponibles. Por nuestra parte, solo queda esperar que sigan añadiendo.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.