Nintendo lleva mucho tiempo en silencio en lo que a NX respecta. Anunciaron hace días la existencia de NES Classic Mini pero llevamos meses sin ni un solo dato relacionado con la que será la nueva consola de la compañía. Ahora, múltiples fuentes han confirmado a Eurogamer.net cómo será NX: tal y como se rumoreó tiempo atrás, la consola sería un híbrido que mezclaría las capacidades de un dispositivo portátil y una videoconsola de sobremesa tradicional.

Nintendo NX será un híbrido de portátil y sobremesa, volviendo al uso de cartuchos

Así, el "núcleo" de NX sería una potente pieza de hardware portátil con su propia pantalla, que montaría un chip Tegra y que podríamos llevar con nosotros sin problema. El giro de tuerca está en que este dispositivo incluiría mandos portátiles que se podrían poner y quitar en los costados de la misma (aquí, lo lógico es pensar en el típico mando físico que se acopla a un smartphone). Al llegar a casa, la máquina podría ser conectada a la televisión mediante un dock o base y disfrutar de los videojuegos de forma tradicional.

La otra sorpresa, también rumoreada, se encontraría en el formato de los videojuegos: Nintendo NX volverá a los cartuchos. Teniendo en cuenta la naturaleza portátil, hablar de pequeñas tarjetas como los vistos en Nintendo DS y 3DS tiene sentido pero no deja de sorprender el tamaño del que se habla, 32GB. Son muchos los videojuegos que hoy en día ocupan mucho más y es una de las principales incógnitas que quedan después de esta información.

Las consecuencias de estas decisiones son varias: todo apunta a que debido al cambio radical en el hardware se dejará atrás la retrocompatibilidad tradicional; por otro lado, la inclusión de un chip utilizado en dispositivos portátiles confirma que Nintendo no busca competir a nivel tecnológico con PS4 y Xbox One, apostando de nuevo por un formato disruptor. Esto podría servir para aunar los equipos de desarrollo de Nintendo 3DS y Wii U en una misma plataforma, recibiendo más juegos que nunca.

Los rumores también apuntan a que Nintendo estaría pensando en anunciar su nuevo dispositivo el próximo mes de septiembre, apostando por dar un mensaje claro y evitando la confusión que reinó en los anuncios de Nintendo 3DS y Wii U.