Samsung acaba de anunciar dos nuevos wearables deportivos, tras la sorpresa del Samsung Charm, dedicado a la moda. El primero de ellos es el esperado Samsung Gear Fit 2, sucesor del Galaxy Gear Fit que conocimos en el MWC 2014 junto al Samsung Galaxy S5, y que llega con un diseño más deportivo y menos invisible, pero conservando la forma curva y alargada con pantalla ultrapanorámica. En segundo lugar, Samsung ha presentado los auriculares Gear IconX, que se salen de la línea de wearables para la muñeca o el tobillo y se unen ya a los wearables para todo el cuerpo.

Samsung Gear Fit 2

La gran novedad de la Gear Fit 2 es que ahora, además de pulsómetro y pantalla AMOLED de 1.5" (aunque llega llega en dos tamaños), integra, para todo el que desea cuantificar con máxima precisión las rutas y, sobre todo, no depender en ningún momento del smartphone, el imprescindible chip GPS. Al igual que el primer modelo, tiene funciones clásicas de smartwatch como recibir y contestar notificaciones, pero ahora con muchas más capacidades gracias a Tizen. Saliendo de estos aspectos relativamente conservadores, la función estrella es la de Auto Activity, con la que los usuarios no tendrán que comunicar al dispositivos que van a comenzar una actividad, sino que, mediante el movimiento y los sensores, la detección de varios deportes es automática.

Según Samsung, es el doble de ancho, pero mucho más flexible, lo que hará mucho más cómodo llevarlo en la muñeca todo el día. En cuanto a autonomía, según la compañía, se pueden alcanzar fácilmente 3-4 jornadas de uso, alcanzando las 5 en standby. También gana función de reproducción de música autónoma, gracias a una memoria interna de 4 GB que puede ser sincronizada con la biblioteca de Spotify (con app nativa) para reproducir en unos auriculares Bluetooth, como por ejemplo, los Gear IconX. En cuanto a resistencia, pasa de IP67 a IP68.

Funcionará con terminales Android que cuenten con, al menos 1.5 GB de RAM y que soporten Android 4.4 Kit Kat o superior.

Samsung Gear IconX

Lo primero que se puede decir respecto a los Gear IconX es que, a priori, buscan ofrecer la experiencia invisible de monitorización que muchos deportistas esperan, haciendo innecesario portar otra clase de wearable dedicado. La novedad es que no hay cable que conecte los dos auriculares, sino que el canal izquierdo y derecho son independientes. Esto quizá sea su mayor pega, ya que su autonomía será sólo de hora y media cuando se reproduzca música a la vez que se monitoriza.

Su control es táctil sobre las laterales externos al oído, y se controla deslizando y tocando según la canción que se desee escuchar, gracias a que tiene confirmación por voz de cada acción controlada por el smartphone, que, como ocurre en el Gear Fit 2 y Gear S2, requiere de Android 4.4 Kit Kat y 1.5 GB de RAM. En funciones deportivas, se puede decir que es básicamente como la mayoría de pulseras, ofrece todo lo que permiten sensores que no son GPS. Por supuesto, se sincroniza y muestra todos los datos recogidos de manera gráfica.

Precios y disponibilidad

La Samsung Gear Fit 2 estará disponible desde el día 10 de junio a un precio de 179 dólares. Los auriculares Gear IconX, por su parte, tendrán que esperar a julio para llegar al mercado, y su precio será sensiblemente más alto, 199 dólares.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.