El Islam está siendo durante los últimos meses uno de los principales temas de conversación y debate. Los terroristas responsables de los atentados ocurridos en París y Bruselas durante las últimas semanas **utilizaban esta religión como pretexto para acabar con la vida de cientos de personas**. Unos hechos que pueden haber generado cierto rechazo y escepticismo por parte de grupos mayoritarios en el continente europeo.

No obstante, la comunidad musulmana genera, según diversos estudios de PEW Research, de **una percepción relativamente positiva en el continente europeo** –incluso después de los primeros ataques ejecutados por DAESH—. En cuatro de los cinco principales estados del continente, los musulmanes en Europa generan una percepción positiva, tal y como se puede observar en el siguiente gráfico.

En Reino Unido, Francia y Alemania, **casi tres cuartos de los participantes en el estudio muestran una opinión positiva sobre la comunidad musulmana** en su país. En Italia y España, en cambio, los resultados comienzan a virar agresivamente hacia el lado opuesto. En el caso de España, la percepción positiva es mayoritaria, pero por un reducido margen. En Italia, por el contrario, la percepción de la comunidad musulmana es mayoritariamente negativa (61%).

PEW Research destaca la relación de los resultados con la ideología política de los participantes en el estudio. En Francia, por ejemplo, **las personas que se situaban a sí mismas en la derecha del espectro político reflejaban un mayor rechazo a la comunidad musulmana**, al igual que Alemania. En Italia, sorprendentemente, el nivel de rechazo de ambos segmentos del espectro político iguala o supera el 50%.

La situación vira inevitablemente al consultar sobre los extremistas islámicos. La preocupación respecto a este subconjunto ha aumentado notablemente durante los últimos años. Mientras que en 2011 todos los niveles de preocupación se aproximaban al 30%, **en 2015, tras los primeros atentados ejecutados por DAESH en París, los niveles de preocupación se duplicaron** repentinamente, alcanzando picos del 67% en Francia y 61% en España.

**La población total de musulmanes en Europa, no obstante, continúa siendo reducida** —no supera la décima parte en los principales países—. En Francia, Alemania y Bélgica encontramos los índices más altos de población musulmana. España, en cambio, es el país con menor población musulmana (alrededor del 2%). Unos datos que contrastan con las estimaciones realizadas por los propios ciudadanos, los cuales elevaban la población musulmana en más de diez puntos porcentuales.

Europa abraza a la comunidad musulmana de una forma positiva, pero sus radicales generan preocupación

En términos generales, **la percepción de los musulmanes en Europa es positiva** —especialmente en aquellos países con mayor índice de población musulmana—. No obstante, la preocupación por el subconjunto radical genera preocupación en los principales estados del continente, especialmente en aquellos que ya han sufrido ataques terroristas de grupos como DAESH o Al-Qaeda.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.