Ya está aquí, ya ha llegado. Uber, en su versión UberX, se estrena en Madrid. Después de meses de dudas y esperas, que se pronosticaban para marzo de este año, UberX ha apurado hasta el último momento y hoy, 30 de marzo, ya es posible reservar nuestro trayecto en un coche de UberX en cualquier punto de la ciudad a través de su nueva aplicación.

En Madrid, Uber es un 30% más barata que otros servicios de transporteCon su versión más adaptada a la regulación vigente en Madrid, capital del país con una de las legislaciones más estrictas en materia de transporte, ha venido para cambiar los sistemas de movilidad urbana. Ya comunicaron cuando anunciaron que regresaban que, pese a seguir la normativa, no cejarían en su intento de cambiar la situación con el objetivo de proporcionar una nueva visión al sector y a la movilidad del futuro. Quieren mejorar el uso racional del vehículo privado y, teniendo en cuenta que por primera vez en Madrid se han impuesto restricciones de tráfico, es un buen momento. Es por esto que su objetivo último es llegar a instaurar UberPool en Madrid, su versión más colaborativa, y complementar a los sistemas de transporte público ya existentes.

Con un sistema de pagos y reservas totalmente digital, permitiendo la contabilidad transparente. La duda de todos, el gran misterio, era saber cuánto iba a costar UberX en Madrid. Ya lo sabemos y, según la propia compañía, es un 30% más barato en los trayectos habituales y un 40% más en los viajes al aeropuerto a través de sus tarifas previamente establecidas:

  • Por minuto: 0,10 €
  • Por kilómetro: 1,20 €
  • Tarifa mínima por trayecto: 5,00 €
  • Cuota de cancelación: 5,00 €

O lo que es lo mismo, para ir al aeropuerto UberX nos pediría 20 €, Cabify 25 y un taxi tradicional 30 €.

Una contabilidad que también quiere ser transparente y adaptada a la regulación. Los conductores tienen un sistema de control de facturas con desglose de IVA y todos sus numeros de identificación disponibles en cualquier momento. Y, por supuesto, estar dados de alta como autónomos.

Respecto a la seguridad, uno de los mayores caballos de batalla de Uber, también se ha contemplado en su nueva versión. Todos los conductores que se registren en la plataforma deben estar exentos de antecedentes penales, tener todos los seguros y licencias en regla. La tecnología de Uber permite verificar los vencimientos de todos estos documentos y la veracidad de los mismos. Si cualquiera de estos no estuviese en regla, el conductor quedaría automáticamente fuera de Uber.

Cabify

Un Cabify con las cosas claras

De momento, y hasta que la lucha entre la CNMC y las leyes de los respectivos gobiernos de cada localidad se aclaren en sus diferencias, UberX tiene que operar en el mercado madrileño con un sistema prácticamente igual al que lleva practicando Cabify desde el principio. Tanto que se ha llegado a decir que trabajarán con el "modelo Cabify" o, lo que es lo mismo, solo con conductores con licencia VTC. Un número de licencias limitadas a 4.117 en España y a 1.580 en Madrid, sin tener en cuenta las que se encuentran en trámites judiciales, con lo que este pequeño número supone para ambas plataformas.

Cabify tiene claro que su negocio estará enfocado a liderar el transporte en el mundo de la empresaLa cuestión es que se está hablando mucho de que, en el momento de su llegada, UberX sería competencia para el mundo del taxi, pero es que también lo es para Cabify; que, operando desde hace un tiempo no solo para empresas sino también para particulares, se encuentra ahora con un rival con mucha historia y popularidad detrás de él.

Según Juan Ignacio García Braschi, Country Manager de Cabify en España, están a favor de que los consumidores tengan varias opciones para elegir, remarcando que, por ejemplo, en Latinoamérica llevan tiempo compitiendo en el mercado con buenos resultados. Sin embargo, también ha indicado que, aunque hayan abierto sus fronteras de servicios, ellos están orientados a empresas principalmente, lo cual contrasta con los últimos anuncios de la plataforma, pero que deja entrever hacia dónde estará enfocado el futuro de sus esfuerzos más grandes:

"Al final nos focalizamos en el cliente de empresa a los que ofrecemos un valor añadido; nos hemos intentado diferenciar mucho con un servicio muy profesional y con una trayectoria muy larga."

Y es que la competencia es buena pero también da respeto, sobre todo si se trata de Uber. Es el momento de diferenciarse y de proteger su terreno. Un terreno en el que los conductores serán esenciales. Como ya ocurre en Estados Unidos, en donde ya se han dado casos en los que el mismo conductor operaba para Uber, Line y otra serie de plataformas del estilo en función de sus necesidades, en este caso se quiere evitar esta cuestión, pese a que en opinión de Uber no sea algo malo.

Para Juan Ignacio, "la relación que tienen con sus conductores es a largo plazo" ofreciendo un flujo constante de ingresos con una planificación transparente y previa. Es decir, huyen de los sistemas tarifarios cambiantes y dependientes de los flujos de trabajo y demanda de esas plataformas, de UberX en particular, porque quieren que sus conductores, o partners como ellos dicen, estén contentos. Una dura crítica a la entidad californiana pero que les sirve para diferenciarse, y mucho, de ellos. Pese a esto, si tienen que esforzarse más para diferenciarse de Uber, y del resto de la competencia, lo harán.

Los taxistas en el punto de mira

El pasado 18 de febrero el sector del taxi, o una parte del mismo, se manifestó contra el informe emitido por la CNMC en relación a su opinión sobre la economía colaborativa en España y la necesidad de acabar con los monopolios en el transporte.

La Federación Profesional del Taxi considera que el modelo que ha presentado UberX es legal por lo que no ven razonable interponer demandasLa duda era si hoy, con el inicio oficial de UberX en Madrid, se iba a preparar algo similar. Julio Sanz, presidente de Federación Profesional del Taxi, ha confirmado que tras el movimiento realizado el pasado mes, que la Federación no secundó, "no se va a realizar nada contra este acontecimiento, puesto que ya era algo que se sabía desde hace tiempo, y supone otro anuncio sin más".

Con una posición muy conciliadora respecto a lo que ha de venir confirma que, al menos la Federación, no va a interponer ninguna demanda contra UberX. Conocen el modelo de negocio de UberX, similar al de Cabify, y "lo consideran legal por lo que no ven nada malo en esa rama de actividad, siendo otro tipo de competencia en el mercado". De incumplirse las medidas limitadas a las licencias VTC entonces "sí estudiarían interponer demandas" similares a las que llevaron a Cabify a los tribunales.

Respecto a lucha que mantienen con la CNMC, con la que tienen diferencias en lo que respecta a la definición de economía colaborativa, mantienen una posición de cautela por lo que pueda suceder en los próximos meses. Saben que el consejo de la comisión está dividido, siendo María Sobrino la adalid de la economía colaborativa, y que puede ser que su petición acabe en los tribunales. Pero eso es a largo plazo. Por otro lado y casualidades del destino, hoy, a las 17:00 horas, los representantes de los colectivos taxistas están citados en el Ministerio de Fomento para tratar el estado de la situación, cuestión que toman con optimismo, según Julio, por la reciente aprobación de la ley.

👇 Más en Hipertextual