Lo próximo en seguridad móvil es el oído
Syda Productions I Shutterstock

Actualmente estamos atravesando un momento crucial para la seguridad móvil. Existe una pugna entre organismos gubernamentales y compañías tecnológicas sobre el acceso a los contenidos de los dispositivos. Una de las grandes claves en ese sentido en la actualidad, son los lectores de huellas o incluso escáneres de Iris, que aseguran, con gran probabilidad, que no se va a comprometer el acceso, en conjunción con aspectos como el cifrado. Para mejorar todo esto, y matar las contraseñas, se siguen buscando nuevos métodos de reconocimiento, y según leemos, el reconocimiento de oído puede ser una nueva gran aportación a la seguridad.

El oído, como el iris o la huella dactilar, también tiene la característica de ser único en cada ser humano. Cada agujero tiene su propio canal auditivo con un eco distinto a los demás. El funcionamiento que proponen desde la investigación es emitir un sonido mediante un altavoz, y grabar la secuencia del eco. Al ser distinto en cada persona, es un buen identificador. Como herramienta, se propone un auricular que incluye el micrófono y el minúsculo altavoz.

Reconocimiento de oído

La ventaja frente a los otros dos sistemas mencionados es que con sólo llevar un auricular de manera pasiva, el sistema funciona. En un escáner de huella dactilar, es necesario alcanzar el lector, y además, no tener la mano húmeda, pues a veces incluso el sudor hace que fallen. Con el iris, tenemos la necesidad de estar frente al dispositivo, no existe la posibilidad de tener el móvil sobre la mesa, y además, si no hay luz ambiental, el reconocimiento tarda mucho más o directamente no puede funcionar.

Reconocimiento de oído

Frente a eso, el oído podría suministrar incluso sistemas de seguridad en tiempo real, en el sentido de que puede haber servicios o aplicaciones que requieran que sólo una persona identificada pueda usarlos, más allá de un código de varios dígitos. Se espera que el reconocimiento de oído pueda integrarse en soluciones comerciales a partir de 2018, aunque probablemente pasen más años hasta que lo veamos

Recomendados