Todas las informaciones apuntan a que a mediados de la década que viene los coches autónomos comenzarán a llegar a algunas ciudades que permitan su circulación. Pero lo más importante es que podrán ser comprados por los particulares y usados con libertad en estos entornos. Para esto los teóricos del sector avisan que es muy importante alcanzar un 99,99% de efectividad ¿qué es esto y qué significa?

Lo primero, alcanzar el 100% de efectividad en algo es casi tarea imposible, por ello, siempre se reserva un pequeño margen de error, y en este caso es comprensible ya que este 0,01% ya es muy inferior al que cometemos los humanos.

La efectividad de un coche autónomo se refiere a su capacidad para no generar accidentes. Hace unos días se produjo el primero producido por el coche autónomo de Google, un incidente sin consecuencias a una velocidad de 5 km/h por un fallo de entendimiento. Y eso que circulan menos de una decena de coches de pruebas del gigante informático. La preocupación de los expertos en seguridad es conocer el porcentaje que se alcanza de efectividad ahora mismo, que es desconocido pero aseguran que es muy inferior al 99,99%.

El sector del automóvil está en plena renovación

El objetivo de la industria para los próximos 10 años sería llegar a un 99%, una tarea titánica que conllevará un esfuerzo económico de la industria del motor como nunca antes se ha realizado. Es fundamental que cuando salga a producción la conducción autónoma como una más en las carreteras y conviva con coches convencionales, tan solo el 1% de los accidentes pueden ser provocados por estos coches. Si no, diremos adiós al coche autónomo porque la inseguridad, la mala prensa y los expertos de barra de bar se los acabarán cargando.

Alcanzado en 10 años este 99% queda el mayor esfuerzo, ese 0,99% que convertirá a la conducción autónoma en la dueña de las carreteras. Y para esto hará falta prácticamente otro periodo de 10 años ya que el esfuerzo de perfeccionamiento será también muy importante.

Llegados a una efectividad del 99% es importante recordar que no hará falta nuevas generaciones de los coches para ir mejorándolos sino que simples actualizaciones del software servirán para dotarlos de más seguridad y efectividad. Solo con software se conseguirá alcanzar el ansiado 99,99% y lo más interesante es que es probable que nuestros ojos vean algún día las carreteras llenas de coches autónomos.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.