Cómo ver a Catalina, el cometa que se acercará a la Tierra esta semana
Ian Sharp (APOD, NASA)

El comienzo del año 2016 también trae buenas noticias para los aficionados a la astronomía. Durante estos días, el cometa Catalina se aproxima a la Tierra y las condiciones favorables del cielo -disminuirá el brillo lunar al haber luna nueva el 10 de enero- nos ayudarán a contemplar este espectáculo celeste.El cometa errante Catalina, procedente de la Nube de Oort, pasará por única vez cerca de la Tierra

El cometa Catalina ha podido ser visible en el cielo desde Navidad, pero las condiciones para contemplar este cuerpo celeste son óptimas durante estos primeros días de enero. Además, como señalan desde el Instituto de Astrofísica de Canarias, Catalina es un cometa muy interesante desde el punto de vista astronómico. Por un lado no forma parte del Sistema Solar, sino que procede de la Nube de Oort, una nube esférica situada a un año luz del Sol.

Por otro lado, se considera que Catalina es una suerte de cometa errante que porta "en sus entrañas información de la génesis de nuestro Sistema Solar", según aclaran desde el IAC de Canarias. Los expertos creen que un "empujón gravitatorio", causado por el paso de alguna estrella cercana, provocó que Catalina se precipitara desde la Nube de Oort hasta el Sistema Solar. El cometa, que podrá observarse por única vez en la vida, fue detectado en octubre de 2013 por el sistema automatizado de observación astronómica Catalina Sky Survey, impulsado por la Universidad de Arizona.

Catalina

Evolución de la cola del cometa Catalina, según las observaciones realizadas desde el Instituto de Astrofísica de Canarias. Fuente: J.C. Casado, IAC

Desde aquel entonces, Catalina viaja por el espacio desde la Nube de Oort -lugar de origen de la mayoría de los cometas, junto al cinturón de Kuiper-. Los cálculos realizados por los astrónomos apuntan a que Catalina presenta una órbita hiperbólica, motivo por el cual solo podrá visitarnos una vez. Tras aproximarse al Sol el pasado 15 de noviembre de 2015, alcanzando el perihelio solar a 123 millones de kilómetros, Catalina se desplaza por los cielos para abandonar el Sistema Solar.

Antes de hacerlo el cometa, conocido técnicamente como C/2013 US10, pasará a 108 millones de kilómetros de la Tierra, una distancia algo menor de la que separa a nuestro planeta del Sol. Será el próximo 17 de enero de 2016 cuando se produzca el perigeo, es decir, la máxima aproximación a la Tierra. A medida que Catalina se va acercando y gracias a las condiciones óptimas del cielo, será más fácil contemplarlo.

Catalina

El cometa C/2013 US10 desde el Observatorio del Teide del IAC. Se pueden observar las dos colas que caracterizan a estos cuerpos celestes: la cola de polvo, corta y difusa, y la cola de gases o iónica, larga y estructurada arrastrada por el viento solar. Fuente; J.C. Casado - Starry Earth, IAC (Flickr)

Como aclaran desde el Planetario de Pamplona, Catalina ha podido ser detectado con el uso de binoculares desde septiembre. Sin embargo, según los expertos, "se trata de un cometa nuevo, un recién llegado desde los confines del Sistema Solar en la Nube de Oort, y por eso es de naturaleza impredecible". A simple vista podremos distinguir la zona central del cometa, aunque si queremos observar con más detalle a Catalina, se recomienda el uso de unos prismáticos.

Para seguir su trayectoria, podemos utilizar también una carta celeste como la que proporcionan en la página web Sky and Telescope. Las predicciones apuntan a que el cometa alcanzará una magnitud aparente de +5, por lo que podríamos ser capaces de contemplarlo a simple vista. Además, Catalina pasará cerca de la Osa Mayor, entre las estrellas Mizar y Alkaid, una localización que también facilitará su observación. De todos modos, Catalina no es un objeto tan llamativo a simple vista como los cometas de mediados de los noventa, según el Planetario de Pamplona, pero su origen errante y su trayectoria hiperbólica convierten su paso en un espectáculo único.

hazte socio

Recomendados