Uber se suma al modelo BlaBlaCar

Apurando las últimas horas del año, Uber lo ha vuelto a hacer: un nuevo giro de negocio para su larga lista de actividades comerciales que le hacen merecerse el puesto de la startup con más caras y adaptación de la historia.

Uber podría pasar del transporte en la ciudad a los trayectos de larga distanciaEn este caso, y tras el registro de una nueva patente, Uber está tanteando el terreno de la gestión de los viajes de larga distancia, según ha informado Business Insider. El funcionamiento, para hacernos una idea, estaría muy próximo a cualquier web de reserva de viajes y vuelos, como Expedia o Kayak; la diferencia básica reside en que Uber Viajes, como no podía ser de otra manera, incluye la opción de reservar coches de Uber en cualquier parte del trayecto. Los planes aún se encuentran en pase primaria, pero si un usuario introduce los datos básicos de sus vacaciones, la plataforma indicará el método más eficiente en cuanto a tiempo y coste. También se incluirían preferencias, aprovechando la información proporcionada por las aerolíneas, que atañen al rendimiento de tiempo del avión o elección de ventana o pasillo. Incluiría datos exactos de cuando un vuelo pisa tierra de verdad y tiempo de recogida de maletas, avisando así de en qué momento exacto hay que reservar nuestro coche de Uber.

patentes uber viajes

Coche que por otro lado también se está ofreciendo como una más de las opciones de viaje de larga distancia. En este punto nos encontramos la duda de si, en algún momento, Uber podría convertirse en el competidor natural de BlaBlaCar a la hora de reservar desplazamientos en coche para viajes, siendo este un terreno inexplorado y posiblemente plagado de disputas legales con otros sectores muy protectores. En principio, el proyecto se centraría en Estados Unidos, lugar donde BlaBlaCar no tiene servicio, pero de todos es sabida la capacidad de Uber de expandirse.

No contentos solo con el transporte también se quieren expandir a la reserva de alojamiento. Se conectarán con redes de hoteles tradicionales para la reserva de habitaciones, y además, promocionará plataformas de economía compartida dando la opción de hacer reservas también en Airbnb.

Desde luego, es una estrategia arriesgada de la startup más controvertida, principalmente por la prohibición que tienen impuesta en casi todos los aeropuertos de ejercer su servicio de transporte. Y sobre todo, porque se suma ya a la larga lista de actividades que gestionan: barcos, repartos, ayuda a enfermos... Y ahora de nuevo operando en España con un modelo de negocio similar a Cabify.

Ahora solo queda preguntarnos qué podemos esperar de Uber para 2016. Porque aparte de salir a cotizar en bolsa pocos sectores les quedan ya por cubrir.

Más de: UBER, VIAJES
hazte socio

Recomendados